Connect with us

Hola, que estas buscando?

Columnistas

Yolanda, legitimar para ganar

Por Héctor Tapia

 

• El «Químico» seguro de su triunfo, pero no de llegar

La elección de Centro ¿acabará en tribunales?

 

Para ganar no solo se deben llenar las urnas, quien triunfe está obliga­do a demostrar en campo por qué venció a sus adversarios. No se puede justificar la victoria sin una campaña de penetración detrás. Una elección no puede sostenerse únicamente en estructuras electorales. Para ven­cer, hay que parecer un vencedor antes; hay que legitimar para ganar. Sin eso, aunque los números digan que se venció, ante la opinión pública el trofeo parecerá inmerecido y al gobernar la sombra de la imposición debilitará a aquel que ganó sin haber parecido ante los ojos de todos un ganador.

La tercera definición de la Real Academia de la Lengua Española define legitimar como: «habilitar a alguien, de suyo inhábil, para un oficio o empleo», aunque el origen principal del significado de la palabra es jurídico-legal, en la práctica social son los ciudadanos los que habilitan o deshabilitan a la mujer u hombre público que busca convencer de sus capacidades para conducir un encargo mayor, como la presidencia municipal de Centro.

La elección en el Centro apenas ha empeza­do a dar visos de auténtica contienda y se debe a que desde el cuarto de guerra de campaña del «Quí­mico» lograron posicionar en medios «una especie» que revelaba presuntos ataques al candidato.

El equipo del ex gobernador acusó el cierre de su incipiente cuenta de Twitter [con menos de 1,800 seguidores] y un documento apócrifo que destapaba un gabinete de impresentables. Aunque los objeti­vos reales pudieron ser victimizarse —el sello de la casa— y posicionarse como perseguidos, en realidad se «vacunaron» ante la andanada de ataques que «espontáneamente» circularon en redes sociales.

De forma opuesta al histrionismo electoral de los dos ex gobernadores, la candidata de Morena, Yolanda Osuna Huerta, quien fue montada en las potentes turbinas de la 4T para ser llevada al triunfo, no ha logrado posicionarse como una figura ganadora, ¿olvidan los estrategas que antes de ganar el poder se debe ganar la batalla de las ideas?

Lo que ocurre no es culpa en absoluto de Osuna Huerta, sino de quienes la inventaron candidata y le siguen apostando a esas turbinas electorales, que están seguros la llevarán a la meta, pero tienen un problema: sin legitimidad, nadie gobierna. No me refiero a las urnas, sino a la percepción ciudadana.

Para demostrar que es la aspirante a vencer tienen que dotarla de un discurso potente y claro que haga que todos la volteen a ver, tiene que sorprendernos con una de sus propuestas, no con 10, 30 o 50… con una que la marque y la ponga en el centro de la contienda, de lo contrario su campaña pasará de noche y su triunfo, si es que gana, se verá artificial, con votos calculados en los escritorios y no por el arrastre de sus ideas.

 

• • •

Contra toda lógica racional, dadas su cartas cre­denciales [cárcel, robo al erario público, abuso de fa­cultades, escándalo nacional] Andrés Granier Melo porta —a 28 días de la elección— la figura de candidato ganador: la experiencia le ayuda, las imágenes que lle­gan todos los días son de remolinos de ciudadanos a su alrededor, algunas veces abrazándolo o escuchándolo, y otras más escuchando los elogios que le prodigan personajes como Juan José Rodríguez Prats —aho­ra su compañero aliancista por el PRI, PRD y PAN—, que pondera «sus valores» como ser humano y su condición conciliadora.

Lo engrandece también la «guerra sucia» que se ha desatado en su contra en las redes sociales, pues como dice el Presidente de la República, ya no son los mismos tiempos, los mexicanos —y tabasqueños, desde luego— están más politizados y saben cuándo algo busca demeritar a alguien; además, decirle ratero a alguien que todos saben que estuvo en la cárcel acu­sado de saquear al estado —y que fue exonerado por la actual administración estatal— ya no genera daño, es decir, quien vote por el «Químico» lo hará pese a su historia de sobra conocida.

Para neutralizar a Granier se tendría que develar algo inédito ante los electores, el propio candidato teme que esto ocurra, pues denunció recientemente en una rueda de prensa que es seguido por policías de civil, lo que hace pensar dos cosas: que es parte de su recurrente victimización o en verdad teme una sorpresiva orden de aprehensión por algún delito activado. Ya estuvo cinco años y meses recluido.

El «Chelo» Granier no duda ganar, pero sí sentarse en la presidencia municipal; ya en un mensaje durante un recorrido por el fraccionamiento Bicentenario —crea­do por él después de las inundaciones de 2007— le pidió a sus seguidores cuidar las casillas y que se vote tres de tres por el partido que representa; sabe que su lucha no es contra Yolanda, sino contra la marca Morena.

Sabe que será una lucha de estructuras electorales, en donde el partido en el poder cuenta no solo con los recursos económicos necesarios, sino con el control de los órganos «autónomos» —el IEPCT o TET— y que solo una votación masiva imposibilitaría que influyan a favor o en contra de quien se les indique.

Faltan 28 días y no se ve cómo revertir la fotografía que se observa: un ex presidiario que —rompiendo presunta­mente todo acuerdo político para ser liberado— decidió lanzarse en busca del rescate de «su honor» y de paso volver al juego político, descomponiendo el ta­blero que tenía como jugada una elección sin rivales para hacer ganar fácilmente a una candidata sin experiencia.

 

• • •

Gracias a larga historia de protestas, éxodos y denun­cias de fraude, Tabasco llegó a ser reconocido como una tierra de inconformes y conflictivos, ganar esa distinción no fue de a gratis, antes tuvieron que pasar desde las cajas de la ignominia donde se exhibió el desproporcionado gasto que Roberto Madrazo realizó para quedarse con la gubernatura del estado, hasta convertirse en el año 2000 en el primer territorio en el que tribunales federales confirmaron la existencia de una causal de nulidad de la elección.

En aquel entonces la causal fue la «inequidad en medios de comunicación» que tuvo como protagonista a Televisión Tabasqueña (TVT) por sobre exponer en la pantalla al entonces candidato del PRI, Manuel Andrade Díaz, y además difundir por su señal spots negativos en contra de su entonces contrincante César Raúl Ojeda Zubieta.

Otro ejemplo es la elección para la alcaldía de Centro 2014-2015, donde varios partidos hicieron valer la cau­sal de que el propio órgano electoral había vulnerado la certeza de la elección.

Esa elección fue operada por el «demócrata» Arturo Núñez y su abanderado era Gerardo Gaudiano, juntos manipularon las votaciones para evitar a toda costa un posible triunfo de Morena en Centro, no solo colocando aquellas montañas de tierra afuera de casillas donde llevaban las de perder, sino además sustituyendo a funcionarios de casilla que ese día no se presentaron, éstos manipularon paquetes electorales que no llegaron en sus cajas sino en bolsas de plástico negras con mues­tras de alteración, lo que originó que fuera anulada la elección bajo el causal de «vulneración a la cadena de custodia» de la papeletas.

A tres semanas de una nueva elección en Centro, no puede descartarse que se repita un escenario parecido; todo dependerá de si hay una votación reñida que no llegue a medio punto de diferencia entre uno y otro, la propia ley obliga a reapertura de paquetes y el recuento total de votos.

Lamentablemente estas elecciones han sido par­ticularmente sigilosas, lo que no ha permitido que los ciudadanos identifiquen bien quiénes están buscando la alcaldía de Centro y mucho menos sus propuestas. Ante eso, solo nos queda involucrarnos más, investigar quiénes son y qué ofrecen, votar por quien se considere lo hará mejor para el Centro, teniendo claro que no existe el candidato ideal, pero de acuerdo con las reglas de nuestra democracia, uno de ellos deberá gobernar, triste o felizmente, así será.

 

 «¿Qué es el gobierno? Nada, a menos que sea respaldado por la opinión»

(NAPOLEÓN BONAPARTE)

 

TWITTER: @HECTORTAPIA_ @ELTABASQUENOMX

Comentarios: [email protected]

Te puede interesar

Advertisement