web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
(Foto: Agencia)

Ya son 30 estados los que obligan a usar cubrebocas en México

Algunos estados hasta multan a quienes no usen cubrebocas. Sólo Chiapas y Sinaloa se resisten a dictar la obligatoriedad.

La medida de implementar el uso obligatorio del cubrebocas en espacios públicos, que en su momento le fue muy criticada al estado de Jalisco, ya se ha extendido a casi toda toda la República Mexicana debido a que la pandemia del coronavirus continúa acechando a la población. Sin embargo en días recientes científicos de todo el mundo han anunciado que el COVID-19 se podría transmitir por aire, ese del que irónicamente todos necesitamos para vivir.

Al día de hoy son 30 entidades las que han recurrido a decretar esta medida luego de ver que la sociedad no respetaba las recomedaciones emitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que posteriormente fueron replicadas por las Secretarias de Salud, tanto de nivel federal como estatal.

Los 30 estados que han recurrido, en diferntes fechas, a la implementación del uso obligatorio del cubrebocas para prevenir el contagio del coronavirus son: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas.

En el caso de Tlaxcala, apenas el pasdado 5 de julio el secretario de salud del estado, René Lima Morales, anunciaba que no se implementaría la obligatoriedad del uso del cubrebocas en la entidad para evitar incidentes como el suscitado el 4 de mayo en Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco. Sin embargo, este 18 de julio ya se ha publicado en redes sociales de la secretaría un post en que el responde a la pregunta ¿Por qué es obligatorio utilizar el #cubrebcas al salir de casa?

Algunos de estos 30 gobiernos estatales, o incluso municipios pertenecientes a ellos, han anunciado que se aplicarán castigos más rigurosos a quien no acate las indicaciones de portar el tapabocas cuando se encuentre fuera de casa, es decir en espacios públicos, tanto cerrados como abiertos. El castigo puede ser desde el arresto hasta una multa económica.

Ejemplo de ello es el Ayuntamiento de Toluca, el cual desde el pasado 6 de julio anunció que

“Quienes no usen cubrebocas recibirán, en la primera ocasión, una amonestación; la segunda, una sanción económica (la cual podría se de hasta 2 mil 600 pesos), y en la tercera un arresto inconmutable”.

León es uno de los casos más recientes en reforzar las medidas preventivas contra la pandemia. Este municipio de Guanajuato más afectado por la pendemia del COVID-19 al tener 6 mil 642 casos de contagio de los 16 mil 244 que hay en todo el estado.

Apenas este viernes 17 de julio, el ayuntamiento de León acordó aplicar multas de hasta 8 mil 688 pesos a quienes no porten el cubrebocas y además, la persona implicada también podría ser sujeto a un arresto de 36 horas.

En contra parte, Chiapas y Sinaloa son los únicos estados en que no se ha decretado como olbligatorio el uso de cubrebocas en toda la entidad. Sin embargo, al menos un municipio del sureño estado ya ha tomado la batuta de recurrir a esta medida más rigurosa.

El pasado 1 de julio, el Periódico Oficial de Chiapas dio a conocer que en el municipio de Tuxtla Gutiérrez se implementaria el uso obligatorio de cubrebocas.

“Los cubrebocas podrán ser de tipo médico o N95. En el último de los casos, como medida de prevención, podrá utilizarse un pañuelo, mascada, bandana u otro cubrebocas de tela que pueda lavarse con agua y jabón”, se lee en el informe.

Por lo tanto, Sinaloa es él único estado de la República Mexicana que no ha recurrido a decretado el uso de este ‘artilugio’.

El gobierno del estado, a través de la sección de preguntas y respuestas que tiene en su sitio web, menciona que el uso de cubrebocas no impide que la población resulte contagiada con el virus SARS Co-V-2 e incluso adquirirlo lo considera un gasto innecesario, para quien no están enfermos o no trabajan en el sector salud.

“Los cubre bocas no son fuente de protección, ya que los ojos quedan descubiertos y también son una vía de entrada de la enfermedad. Sirven para impedir que el enfermo propague gotas de saliva, pero no es necesario hacer una compra excesiva, en parte porque eso causa escasez y afecta a personal médico y sanitario que sí los necesite”

Mientras se confirma o descarta que el virus SARS CoV-2 puede transmitirse por aire o se empiezan a distriubir a todo el mundo las prometedoras vacunas BNT162b1 y BNT162b2 que producirán en masa Pfizer y BioNTech, los contagios siguen en aumento.

Según lo señalado por la OMS, América Latina es el continente que más casos de coronavirus tiene, mientras que México ocupa el quinto lugar a nivel mundial. Tan solo en el último reporque que emitió la Secretaria de Salud del Gobierno Federal (17 de julio), el epidemiológo Hugo López-Gatell anunció que en el país han sido contagiadas 331 mil 298 personas, de las cuales han perdido la vida 38 mil 310.

En la rueda de prensa se presentó el estatus más reciente por cada estado, siendo colocados en semáforo rojo 18 de ellos: Baja California Sur, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, San Luis Potosí, Nayarit, Jalisco, Colima, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Puebla, Veracruz, Guerrero, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo.

Las reacciones por parte de los gobernadores no se hicieron esperar. Tal es es caso de Enrique Alfaro Ramírez, mandatario de Jalisco, estado que antes portaba un color naranja y que a lo largo de la pandemia ha presumido su “correcto manejo de la pandemia”.

“Sin decir agua va, vuelve a cambiar los criterios para hacer el semáforo y nos pone en rojo porque se le antoja”.

Exclamó Enrique Alfaro, gobernador que a mediados del mes de marzo decidió actuar por cuenta propia frente a la pandemia y no esperar a las indicaciones que diera el Gobierno Federal.

 

(Con información de Debate)