Conecta con nosotros
191 vistas -

Qatar 2022

Ya hay uno de Concacaf en Octavos

El nuevo Capitán América, Pulisic le dio al triunfo por la mínima al conjunto de las Barras y las Estrellas sobre Irán.

Publicada

en

Al fin: Concacaf tiene a un calificado a Octavos de Qatar 2022 gracias Pulisic y sus jóvenes compañeros. La mira está en 2026, pero responden desde ya: Estados Unidos derrotó 1-0 a Irán y, con la victoria 3-0 de Inglaterra sobre Gales, amarraron el segundo lugar del Grupo B para enfrentar a Países Bajos. El ‘10’ fue genio y figura.

La tensión en el aire se podía cortar con cuchillo. El conflicto político y social de Irán se trasladó a la cancha: los jugadores habían sido advertidos sobre protestas contra su país. Pero no cantaron de nuevo su himno nacional. La arenga entre ellos previa al partido reveló mucho sin conocer el idioma: caras de fortaleza y puños apretados.

Weah pone servicio por alto y Pulisic no remata con potencia. Los americanos se hacen de nuevo de balón. Musah combina con Weah, pero nunca observó la entrada del ‘10’ y despeja Irán. Recupera EU casi de inmediato.

Centro de Robson que corta Hussaini. Y el equipo de Concacaf vuelve a la carga. La necesidad obliga. Tim tiene por derecha, afuera del área chica, pero el hijo de la leyenda se llena de balón y va por arriba. Hasta que cayó.

Dest internó por callejón derecho y McKennie olfateó la jugada, le mandó servicio exacto, el lateral detectó al ‘10’ y le puso un riflazo al que llegó sin arrugarse, de primera marcó y ni siquiera pudo festejar, porque se estrelló con el portero Beiranvand. La reunión fue dentro de la portería.

Pulisic tardó en recuperarse, el impacto con el meta iraní lo dejó tumbado. Tambaleó para salir del campo. Pero regresó y la tribuna se volvió a prender como si fuera un nuevo gol. El ‘10’ es un distinto. Necesitamos uno así. Antes del descanso cayó otro americano, pero por fuera de lugar se anuló a Weah.

Irán dominó en la grada, del otro lado del Golfo Pérsico vinieron a apoyar, las voces al unísono de su nombre retumbaron, pero le faltó contestación en el campo. Fue más incisivo: Ghoddos controló un centro raso que se paseó por el área estadounidense y empalmó de derecha con comba a segundo poste, pero desviado. Ezatolahi, el más claro, probó lejano y también la puso cerca.

Pulisic ya no estaba en el campo y Estados Unidos transformó la cara. El ’10’ es corazón y cerebro del equipo de Berhalter, que supo soportar el embate y se convirtió en la primera selección de Concacaf en calificar a Octavos de Qatar. Ojalá que no sea la única.

Irán pidió penalti en la compensación por un jalón en el área. Difícil jugada, pero el árbitro español no la marcó. Más drama, imposible.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia