EL CHAPUCERO

Usarán a Lozoya para correr a Lorenzo


Nacho Rodríguez

Lecturas: 13892

Aunque Lozoya está siendo investigado por actos de corrupción en Pemex, la verdadera estrategia política de la 4T es usarlo para evidenciar los enormes fraudes al interior del INE. Finalmente, el origen de la corrupción de Lozoya viene desde la campaña presidencial de EPN, ya que como coordinador internacional, tuvo su primer trato con Odebrecht. Ahí, Lozoya pactó con esta empresa la entrega de 13 millones de dólares a la campaña de EPN a cambio de recibir contratos millonarios de la paraestatal en el sexenio. La inyección de dinero extranjero a las campañas es un delito electoral muy grave, que incluso debería haber llevado a que el PRI perdiera el registro. Pero claro, eso no sucedió por la complicidad de la PGR, la FEPADE y en particular del INE antes IFE. Y es que fueron estos órganos electorales que exoneraron a Emilio Lozoya y lo blindaron entre 2012 y 2013, con lo cual el exdirector de Pemex pudo cumplir sus compromisos con Odebrecht. Ahora que Lozoya fue detenido en Málaga, la Fiscalía prepara el engrose de delitos electorales, exhibiendo cómo el PRI financió su campaña con dinero extranjero y, a pesar de las pruebas documentales, testimoniales y bancarias, el IFE, ahora INE, lo exoneraron. En otras palabras, el juicio contra Lozoya permitirá exhibir las enormes corruptelas al interior del INE y cómo los propios consejeros electorales se dejaron sobornar por Lozoya y Odebrecht para absolverlos. Estas declaraciones que se verterían en juicios en España y aquí en México, permitirían a la UIF congelar cuentas de consejeros electorales y a la Fiscalía emitir órdenes de aprehensión. Lozoya hundirá al INE, a Córdova y todos estos consejeros que se rasgan las vestiduras cuando son ultracorruptos. Claro, también Lozoya acabará hundiendo a Peña, Calderón, Salinas, Videgaray, etc., pero la prioridad número uno de la 4T es el INE, y veremos en los próximos días que se reactiven investigaciones de sobornos de extranjeros a las campañas priistas durante el sexenio de EPN.



Columnas anteriores

visitas