CURUL 36

El INSABI en Tabasco


Leobardo Pérez Marín

Lecturas: 925

La transformación en el sector salud que empezó con la entrada en vigor del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) es una gran reforma histórica promovida por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, que está rompiendo las viejas estructuras que había en ese ámbito lleno de intereses, corrupción y negocios a costa de los más desfavorecidos.

Tabasco no fue la excepción. Año tras año había quejas de falta de medicamentos en los centros de salud, con muy mala atención e instalaciones deplorables. Lo peor venía a fin de sexenio, cuando de plano el sector salud colapsaba y tenía que venir el rescate federal. Increíble situación si se toma en cuenta que el presupuesto nunca bajó. Pero era un barril sin fondo: a más dinero, más deficiencias. Era evidente que alguien jalaba para su molino sin importarle que hubiera enfermos o muertos.

La situación empezó a cambiar el año pasado. Y actualmente para Tabasco pinta un panorama muy favorable en el tema de salud. Por un lado, el director general del INSABI es el tabasqueño Juan Ferrer Aguilar, quien tiene mucha cercanía con el Gobernador Adán Augusto López Hernández pero también con el propio Presidente López Obrador.

Pero además, hoy sabemos que el INSABI inició en Tabasco mucho antes de nacer. El propio Gobernador del Estado lo contó: “aquí se inició un programa piloto para diseñar cómo debía de funcionar el INSABI y por eso nosotros fuimos el primer estado en sumarnos a este convenio. Lo que queremos es que haya servicio de salud sin exclusión, para todos y que sea gratuito”. Ahora, además de que ya no se ha padecido tanto por la atención médica y los medicamentos, también hay buenas perspectivas para Tabasco en materia de salud, pues esta programada la rehabilitación hospitalaria, el aumento de personal médico y el abasto de medicamentos. “Se empezó a invertir el año pasado, ya no hay desabasto de medicamentos, no estamos al cien por ciento, sería mentir, pero ya estamos arriba del 70 por ciento, hay atención en hospitales, no quedaron deudas del año pasado”, expuso López Hernández. ≠Lo que ya se acabó en el sector salud es la corrupción, el derroche y la insensibilidad. El INSABI va para adelante.  

 



Columnas anteriores

visitas