VECTOR X

Impunidad: el buen juez…


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 851

Cuando se habla que Tabasco dejará de ser el paraíso de la impunidad se debe predicar con el ejemplo. El buen juez, dicen, por su casa em­pieza.

No se entiende por qué el aún rector de la UJAT, José Manuel Piña, logró zafarse de to­das las imputaciones recibidas por el sospecho­so manejo millonario durante ocho años como responsable de la máxima casa de estudios.

Señalado como uno de los protagonistas de la Estafa Maestra, Piña terminará su rectorado y se irá a su casa a disfrutar de la dolce vita sin que alguien lo moleste. Se puso de tapete con Arturo Núñez y ahora hace lo mismo con quienes gobiernan para no salir trasquilado.

Tampoco se entiende, en este rabioso com­bate a las prácticas desleales en el gobierno, que la secretaría de Desarrollo Económico, Mayra Jacobo, siga despachando en la dependencia después de conocerse que ganó un contrato por 25 millones de pesos para vender unifor­mes precisamente a la UJAT.

Nada explica a la gente, sólo sonríe y justi­fica que es su negocio. Qué bueno que así sea y que desde el gobierno sea competencia de todos los empresarios locales.

Es como si Oscar Palomera, secretario de Administración, ganara una licitación estatal para vender pasteles a cualquier universidad.

Inexplicable es igual que la diputada Bea­triz Milland, presidenta de la Junta de Coor­dinación Política de la Cámara de Diputados, se niegue a rendir cuentas de cómo gasta los más de 200 millones de pesos anuales que se asig­nan como presupuesto al Poder Legislativo.

Pero esto ya cambió… dicen.

LA MORRALLA

Poco ha sonado la nueva dirigencia estatal del PRI. A pocos les interesa saber el rumbo del partido. Al nuevo líder, acusan algunos priís­tas, les faltan espolones para gallo *** En el PRD no terminan de acomodarse. Agustín Silva sólo estorba a quienes desean recoger los pedazos del otrora fuerte partido opositor *** Hasta mañana.

 



Columnas anteriores

visitas