LÍNEA ECONÓMICA

“Regalo” de 30 millones a UGRT


Javier Lagunas

Lecturas: 418

Al final del día, resultó que el gobierno de Ar­turo Núñez Jiménez, regaló 30 millones de pesos a la Unión Ganadera Regional de Tabas­co (UGRT), encabezada en ese entonces, por Agustín de la Cruz Priego, padre de quien fuese el protagónico ex director de Turismo del ex gobernador.

Esos recursos fueron proporcionados en calidad de préstamo pues nunca se estableció darles carácter de fondo perdido aunque Pe­dro Jimenez León, quien fuese titular de Se­dafop, pretendió hacerlo de ese modo lo cual, desde luego, sólo podía ser posible con la auto­rización de Núñez Jiménez quien, junto a su conyugue y cercano equipo de trabajo, dispu­sieron o por lo menos, así lo permitieron, de los recursos públicos de forma irresponsable, des­ordenada y fatua.

Es correcto y plausible entonces, que el ac­tual gobierno este actuando contra el quebran­to al erario causado la pasada administración. Del mismo modo, es preciso que la titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y Com­petitividad, Mayra Jacobo Priego, tome ac­ción, como esperamos debe estar haciéndolo, sobre los 5 millones “extras” que, igualmente en la pasada administración, el Fideet entregó cómo crédito a esa Unión, sin perder de vista o ejercer el debido cobro de los empréstitos des­tinados, por ejemplo a la Canaco-Villahermosa y al propio Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco porque una cosa es apoyar al desa­rrollo, la capacitación y todo aquello que posi­bilite creación de infraestructura productiva y empleos, pero otra muy distinta disponer irres­ponsablemente de millones de pesos para pro­yectos muchas veces “patito”, estudios insulsos o filmación de películas nunca exhibidas.

Para la titular de la Sedec, sería muy positi­vo imprimir mayor esfuerzo y dedicación a acla­rarlo. En otro tema, aunque relacionado con la funcionaria, durante los últimos 15 días ha en­frentado la crítica por un supuesto conflicto de intereses al haberle sido otorgado un contrato de la UJAT por 25 millones de pesos para pro­veer uniformes. Este hecho es jurídica y admi­nistrativamente legal pues la Universidad es un ente autónomo e independiente, no le vendió al Poder Ejecutivo pues en ese caso, por supuesto se viola le ley. Su calidad de empresaria NO ten­dría por qué impedirle ejercer el libremente el comercio siempre que sea licito.  

 



Columnas anteriores

visitas