VECTOR X

¡Genial! Un ovinocultor para pastorear al PRI


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 992

Un día del año pasado, Pedro Gutiérrez, en­tonces dirigente estatal del PRI, se apersonó en la oficina de su presidente nacional, Ale­jandro Moreno, para consultar si se inscribía o no en el proceso de renovación del comité lo­cal. Son las formas, diría alguien por ahí.

Circularon fotos del encuentro. A su regre­so a Villahermosa, Gutiérrez guardó en su es­critorio sus intenciones de participar.

Con la tradicional disciplina partidista, el resto de los aspirantes se decantó a favor de Dagoberto Lara, agricultor originario de Huimanguillo. Candidato único con camino despejado.

 Tan se cuadraron todos los priistas, aca­tando la línea del campechano, que se echó al cesto de la basura la condición de ilegibilidad del también ganadero.

Y es que al ser parte de la dirigencia salien­te, Lara debió renunciar con anticipación a su cargo y no lo hizo. Cualquier impugnación se­ría lo habría tumbado. No ocurrió así.

Moreno vino a Villahermosa y arropó al nuevo dirigente con el mismo estilo del viejo priismo, con la cargada de siempre, con mu­chos rostros anquilosados en las oficinas de la avenida 16 de septiembre.

Cuando Alito hizo uso de la tribuna en la unción de Lara arengó que las candidaturas no se ganarán tocando las puertas de la di­rigencia nacional del PRI, sino en las calles, haciendo talacha con los electores, práctica­mente a como él hace para ganar la candida­tura presidencial del tricolor.

¿Tiene futuro el PRI? se preguntó hace un par de días Manuel Andrade en un artículo publicado en este diario. Al parecer no. Por lo menos hoy no se ve por dónde pueda don Da­goberto hacer crecer un partido moribundo donde el más chimuelo masca tuercas.

La Morralla

Lara es ovinovultor y a muchos en el PRI les encanta el cencerro. Ah, ya entendí ***Al notario Narciso Oropeza lo mandaron a Movilidad para sacarle el cinturón a los trans­portistas. Eso se va a poner bueno

*** Hasta mañana.  

 



Columnas anteriores

visitas