DOBLE FILO

Nombramientos de A.A.


Homero T. Calderón

Lecturas: 998

UNO: ¿En dónde perdió calidad la educación de Tabasco? En un malogrado impasse del ex presidente, Carlos Salinas de Gortari quien tratando de quitarse de encima la responsabilidad de “lidiar” con el monstruo del magisterio nacional, repartió el poder al entonces poderoso SNTE.

Y lo repartió fragmentando las secretarías de educación de los estados. Así los maestros tabasqueños de la sección 29 se apoderaron de la SE. Pero no hicieron que la calidad educativa subiera. Se dedicaron a servirse con la cuchara sucia que da la impunidad. Obviamente, la calidad de nuestra educación se fue al carajo. La Secretaría de Educación se convirtió en un nido de cuervos y buitres. Y de aquellos esplendorosos logros educacionales que ganó Tabasco, ¡nos fuimos hasta el lugar 32!...

DOS: Ayer 13 de enero, el gobernador A.A., nombró en esa Secretaría a doña Egla Cornelio Landero. Convendría saber qué proyecto trae para sacarnos del horroroso lugar 30 en que nos encontramos. Los que la conocen hablan de ella como una mujer de educación.

Si la señora Cornelio se lo propone, aunque el presupuesto de la SE no alcance para nada, bien podría regalarnos esas esquivas satisfacciones que como pueblo necesitamos para automotivarnos y ser felices…

TRES: También el gobernador A.A. dio paso a un originalísimo nombramiento, el del abogado Narciso Tárcilo Oropeza Andrade, como secretario de Movilidad. Sin ser un especialista en el tema de movilidad, el famoso abogado NOA, es un hombre ciento por ciento tabasqueño. Ama a su pueblo.

Pero, ¿cuáles son en realidad las mejores cualidades de este curtido hombre de leyes?

Su alto nivel de I.Q. (Inteligency Quotient). Es –creemos los que lo conocemos- su principal arma en la vida diaria. Desde ayer enfrentará con ese alto “I.Q.” los graves problemas del transporte público, en poder de las mafias de la maldad…

CUATRO: Doña Vianey Rodríguez Torres, es regidora en el municipio de Nacajuca. Oportunista como es, se auto-adjudicó el beneficio de los programas sociales para pueblos indígenas.  

 



Columnas anteriores

visitas