VECTOR X

Narváez a la UJAT


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 2650

En estas horas, en la UJAT se viven las mismas horas de especulación de cada cuatro años cuando se define la elección de quien habrá de dirigir sus destinos para el siguiente periodo.

Desde hace semanas se vienen mencionando las aspiraciones de algunos cercanos a la 4T como Fernando Rabelo, Carolina Martí­nez, Egla Cornelio y otros.

Pero siempre en la punta de las apuestas se ha puesto sobre la mesa el nombre de Guiller­mo Narváez Osorio, secretario de Educa­ción, quien apeló a la prudencia de su silencio para no caer en provocaciones ni en equivoca­ciones. Dueño de su circunstancia, Narváez ha ido soltando poco a poco la inquietud de su as­piración. Apenas al término del último informe del actual rector, cuando le preguntaron si esperaría ver su nombre en la terna a ser inte­grada por el consejo universitario., respondió con un discreto: “Yo espero que sí”.

Quien entienden de reglas y disciplina no necesitan mayores explicaciones.

Guillermo Narváez Osorio dejará la se­cretaría de Educación para convertirse en el próximo rector de la UJAT.

Notario público con licencia y ex presidente del Tribunal Superior de Justicia, le respalda una impecable foja política. Trae trayectoria propia en la universidad y nadie podría rega­tearle mérito alguno para asumir esa posición.

Además, es amigo del gobernador Adán Au­gusto quien, cuidadoso de las formas y proce­sos, ha declarado su respeto a la vida interna de la UJAT, pero ingenuo es pensar que en casos tan importantes como la definición de la rec­toría el mandatario no opine. Tiene derecho de voz, voto y veto, porque la autonomía uni­versitaria empieza donde termina el poder del gobernante cuya fuerza, sabemos, trasciende fronteras. Y al que no le guste el fuste…

La Morralla

Fernando Calzada se alista para asumir la secretaría de Educación. Muchos de su equipo ya despachan en esa dependencia *** El Con­tralor Juan Antonio Farías se defiende con las uñas para quedarse en el cargo *** ¿A qué cuate le encargaron organizar el reemplaca­miento? El ciudadano sale echando maldicio­nes de esa nave del terror *** Hasta mañana.

 



Columnas anteriores

visitas