EL COMEJÉN…T

Los regalos de los Reyes Magos


Óscar Ariel Escalante Zapata

Lecturas: 3525

Aunque la mayoría de los chocos ya no cree­mos ni en Los Reyes Magos, todavía ha­bemos algunos ilusos, que como niños bien portados, esperamos su llegada con los res­pectivos regalos.

Y si de obsequios se trata, lo que más pe­dimos los que andamos, no en camello, ni en caballo, ni en elefante, si no a pie, son: salud, empleo y seguridad, porque no cargamos oro como Melchor, ni andamos perfumados co­mo Gaspar, al contrario, nos las hemos vis­to más negras, incluso que Baltasar, en estos dos últimos años.

Deseamos que el estado nos brinde un servicio de salud como nos lo pintó Juan Ferrer, el del INSABI, ‘que seremos bien atendidos gratuitamente presentando la credencial del INE, acta de nacimiento o CURP’, pero en los centros de salud y en los hospitales, ‘Quin sabi’ que les pasa, porque aún siguen pidiendo la póliza del seguro po­pular para atender a los pacientes. También queremos empleos para todos, si acaso no tan bien pagados como los funcionarios de primer nivel del estado, cuando menos que nos alcance para la papa, aunque quizá no para el tomate, pues con las heladas subie­ron hasta las nubes su precio.

Y obviamente no pedimos, si no que exi­gimos, seguridad, ya que no la estamos pa­sando ‘de pelos’, si no al contrario; ojalá Los Reyes les traigan mejores armamentos, con­diciones laborales, y sobre todo, salarios jus­tos, a los policías.

Si no es mucho colgarse y agarrándole la palabra al preciso de que no habrá impuni­dad para nadie, ya encarrerados la mayo­ría de los chocolates pedimos para Arturo Núñez un auto, no último modelo, si no de formal prisión, y para ‘Marthita’ una grue­sa cadena, no de oro, si no perpetua, y que además devuelvan lo que se llevaron

Pero lo más seguro es que ni siquiera pu­sieron las demandas correspondientes, por lo que pensar que ‘los importarán’ desde Es­paña, se ve más difícil que creer en los mis­mos Reyes Magos.

El único mago que si nos puede cumplir y lo hizo, fue Chong Tall, con su tradicional y colorido desfile del Día de Reyes; ahí par­ticipó la UVM por conducto del entusias­ta lic. Héctor Illescas, director comercial admisiones, entre otras empresas e institu­ciones que siempre apoyan las nobles cau­sas en Tabasco.

 



Columnas anteriores

visitas