TRANSICIÓN POLÍTICA

¿Se la juega con mismo gabinete?


Pepe Zurita

Lecturas: 1316

SIGUEN PENDIENTES CUATRO RETOS DEL GOBIERNO DE ADÁN. 

 

Arrancamos el año con inseguridad y rezago educativo. Para bien; si los Profesores de Tabasco afrontan el reto de comprometerse en el nuevo ciclo escolar, en cumplir la calidad de la educación que durante años ha venido en caída por cuestiones sindicales y componendas políticas de gobiernos neoliberalistas. Y para mal, si siguen en el valemadrismo de tan solo exigir derechos salariales, alejados del principio elemental de enseñanza – aprendizaje. Si el gobernador decidió seguir con el gabinete que inició el sexenio sin evaluar efectividad, capacidad, cumplimiento de metas presupuestadas y no realizó ajustes; esa es, su absoluta responsabilidad. La percepción de los tabasqueños – a la que se debe todo gobernante -, es que se debió ejercitar cambios en áreas que no se alcanzaron metas, sin sentimentalismos, compadrazgo o recomendación política. Arrancar el quinquenio que le resta como mandatario sin políticas de difusión y comunicación del origen, uso y destino de los más de 53 mmdp, podría generarse desconfianza entre la ciudadanía. Las instrucciones del nuevo régimen presidencial, es claro y contundente ¡nada con actos de corrupción, tráfico de influencias y abuso de poder! Es pregunta: en estos primeros 12 meses ¿cree usted que la práctica corruptiva de funcionarios del gobierno nuñista, se erradicó en ayuntamientos y dependencias del Ejecutivo? Obvio, siguen pendientes cuatro retos del gobierno de Adán: 1.- aplicar la ley a exfuncionarios del gobierno perredista que se robaron más de 6 mmdp del erario o ¿se lo chingó todo el finadito Amet Ramos? 2.- Consolidar el sistema de transporte urbano en la capital y poner en cintura el pirataje en el servicio de taxis y pochimoviles. 3.- promover más empleos, al través de inversión privada y 4.- Reactivación de la vida productiva y empresarial del estado. ESPEJO DE LETRAS Un nuevo año, nos obliga a comprometernos para ser más humanistas, pulcros y transparentes. Con inteligencia, prudencia y humildad; podemos alcanzar bienestar, orden social y gobernanza.

 



Columnas anteriores

visitas