DOBLE FILO

Mi brindis es por Tabasco HOY


Homero T. Calderón

Lecturas: 835

Este su servidor y amigo saldrá a disfrutar los últimos días de diciembre en familia. Cero periodismo por dos semanas. Trataré de reordenar todos mis malos y buenos pensamientos. Vaya, trataré en la medida de lo posible ser un hombre transparente y positivo. Como todos los hombres frágiles, tiene un eje rector que lo azota como basura en el viento: su EGO exacerbado. Este indeseable enemigo maneja a todos los seres humanos. Es quizá el enemigo más implacable del ser humano. El EGO es el YO. La palabra que deriva de este homenaje que usted le rinde se llama APEGO. Su parte contraria, cuando usted domina su propio animal interior, eso es el des-APEGO.

Con estas breves explicaciones hare mi primer brindis de Navidad por México, mi país, mi origen, mi todo. Brindo porque este México convulso, quebrado y saqueado por una casta de infelices, irresponsables sea hoy más próspero, grande y feliz.

Mi segundo brindis es por nuestro presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador. Quién iba a pensar que este hombre humilde nacido en un pueblecillo de Tabasco llamado Tepetitán, iba a triunfar sobre una pandilla de cadeneros. Señor Presidente, con todo mi respeto y admiración brindo por usted.

Brindo por usted y sus dos hermosas familias. Manténgase firme. Usted nos hizo conocer la felicidad del México humilde avasallado por Huichilobos, el dios de la sangre y la venganza; el de los 200 mil muertos de herencia prianista; el de los saqueadores de nuestra riqueza. Pase usted una feliz Navidad… Brindo por mi Comandante en jefe, Miguel Cantón Zetina, quien me hizo conocer un mundo de ensueño distinto al de mi origen personal. Me procuró un nombre público por el que hoy soy conocido en muchas partes, incluso fuera de las fronteras de México… Brindo por mis ocho hijos (Mi Liliana Thalía ya fallecida): brindo por mis catorce nietos y seis biznietos…

Brindo por mi esposa Antonia Torres Bolio con la que he forjado todos mis proyectos presentes y del porvenir. Pero sobre todo brindo por Tabasco, la tierra más generosa del planeta quien me cambió como ser humano y me hizo feliz para siempre….  

 



Columnas anteriores

visitas