VECTOR X

Seguridad y la barba al jefe


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 1848

Con jiribilla y un poquito de perversión, el Presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó al secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, revelar los nombres de los gobernadores con mayor y menor asistencia a las reuniones sobre seguridad. En el balconeo salieron a relucir los nombres de los mandatarios de Nayarit, Querétaro y Campeche como faltistas. A ellos, los promotores de la cuarta transformación les acomodaron una seguidilla de descalificaciones por, según, actuar con irresponsabilidad en un tema tan importante para los ciudadanos.

De los más cumplidos, faltaba más jefe, los mandatarios de la Ciudad de México, Chiapas, San Luis Potosí, Tlaxcala y Tabasco.

Pese a todo, el hecho de la asistencia a las reuniones de trabajo no significa, de modo alguno, efectividad en el combate a la delincuencia o mejores políticas de combate al crimen. Por ejemplo, Campeche sigue siendo uno de los estados más seguros y, en contraparte, a Claudia Sheinbaum, jefa de la CDMX, se le empelota la ciudad porque los maleantes van ganando la batalla. De plano no puede con el paquete. En Tabasco, en menos de un año han desfilado tres jefes de la policía y los crímenes siguen a la alza, tanto que Villahermosa permanece en los primeros lugares a nivel nacional en los índices de percepción de inseguridad. La lista de asistencia de poco o nada sirve si en los estados se derrama sangre. Se barbea al jefe, pero los ciudadanos se siguen muriendo.

LA MORRALLA

Se intensifica la guerra interna en la CMIC. Trapos sucios salen por todas partes, sobre todo porque nadie se traga el cuento que el candidato José Luis González representa el cambio. Todos saben es más de lo mismo, aliado de los dueños de la Cámara *** Anótelo: poca expectativa de crecimiento económico para el 2020 en Tabasco. Póngase trucha, porque a Chiapas llegan inversiones a raudales, igual en Campeche, Yucatán y Quintana Roo *** El químico Granier amaga con la alcaldía de Centro, pero en verdad anda en un doble juego*** Hasta mañana.  

 



Columnas anteriores

visitas