CASCARA AMARGA

Más personajes


Laureano Naranjo Cobian

Lecturas: 4430

Este año que aún no termina, se cum­plen 80 años, de la insondable poesía de un tabasqueño ilustré: José Goros­tiza Alcalá: <<Muerte sin fin>>, en la cual se plantea “el conflicto de la inteli­gencia y la finitud, Dios y la existencia. La imagen del agua y el vaso que la con­tiene […] este poema es un largo inten­to sostenido para alcanzar en la palabra la expresión de la condición humana y también de la condición poética. . .”. he aquí un fragmento de tan extraña poe­sía: “Lleno de mí, sitiado en mi epider­mis por un dios inasible que me ahoga, mentido acaso por su radiante atmósfera de luces que oculta mi conciencia de­rramada, mis alas rotas en esquirlas de aire, mi torpe andar a tientas por el lo­do; lleno de mí —ahíto— me descubro en la imagen atónita del agua, que tan sólo es un tumbo inmarcesible, un desplome de ángeles caídos a la delicia intacta de su peso, que nada tiene sino la cara en blanco hundida a medias, ya, como una risa agónica, en las tenues holandas de la nube y en los funestos cánticos del mar…”

Otro distinguido personaje de la his­toria nunca suficientemente aclamado es el insigne poeta de América, Carlos Pellicer Cámara. Miembro de la aca­demia de la lengua y premio nacional de literatura. Hombre noble, sencillo, cordial. Educador y creador de museos y bibliotecas públicas. El próximo 16 de enero cumplirá 122 años de nacido y la secretaria de cultura habrá de rendir­le homenaje a tan distinguido persona­je. Pellicer: honra y prez de Tabasco y de México. “la ceiba es un árbol gris, de gigantesca figura, se ve su musculatura como manchada de gis. Navegando por el rio súbitamente aparece, la he visto así tantas veces, y el asombro es siem­pre mío. ¡Felicidades poeta!.

 



Columnas anteriores

visitas