CHISME Y COTORREO

La ley de Herodes en UPCH


Juan Cadena

Lecturas: 5969

En UPCH, no hay rumbo hacia el progre­so, solo un futuro incierto, por el tráfico de influencias, la empresa que está realizándo las obras, es propiedad de un hijo del rector, por otra parte una de las dos esposas, de su secretario particular Martín Murillo, es­tá cobrando un mega sueldo de aviador, pero muy puntual se presenta los días 15 y 30, las clases de los sábados y domingos, del sistema universidad abierta, ya le cerró las puertas a la clase trabajadora, con respecto a los bonos y aguinaldos, están flotando en el viento con el riesgo que un mal aire los lleve, a los bol­sillos de Kike el travieso, Antonio Enrique del Ángel Flores, dice lo contrario y espera la orden, pobre universidad que con tanto esfuerzo, se logró, para que venga éste torbo sujeto a desquiciarla, no cabe duda que es un gran "ta qui lopa".

Tabasco no es precisamente una buena tierra para estudiantes, cuando no los aco­san los malparidos maestros, los tunden a madrazos los antimotines, de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, co­mo lo ocurrido con los del CECYTE, que les dieron palos hasta pa' llevar, por reclamar la beca Benito Juárez, "El respeto al derecho ajeno es la paz" y pas, pas, sonaron los tole­tazos en sus cabezas, pero a lo peor solo son percepciones, lo que si se percibe son las su­turas, del cuero cabelludo de sus cabezas de los lesionados.

Por las cosas que uno se entera nos ha­ce recordar, la frase del perinclito Beto Ta­pia, con su frase No hay cultura, en las 3 veces Heroica Cárdenas, anda suelta una ví­bora de cascabel en el pecho, pareciera que las culecas de abajo se quieren defecar, en las gallinas de arriba, ahora resulta que a la contralora Lic. Bety Ibarra Gamas, le vi­no a exigir ciertos privilegios Yasmin Ulloa Venezuela, al querer pretender que la dejen trabajar a ella sola en el parque Hidalgo, con sus inflables y carritos, incluso agredió a una dama que tiene el mismo giro de negocio, se quiere pasar por el arco de su triunfo, la or­den del edil Armando Beltrán Tenorio, quién instruyó al jefe de normatividad y re­glamento, para que le asignara un espacio a una señora de 70 años de edad. 9171145577.

 



Columnas anteriores

visitas