DOBLE FILO

El Peje está domando el potro


Homero T. Calderón

Lecturas: 970

UNO: En Tabasco estamos encabronados porque comer todos los días frijoles eso produce mucho gas, pero del malo. Tampoco hay donde trabajar. Por eso las megainversiones (la construcción de la refinería y “Sembrando vida”) no se notan.

De la primera obra no tengo información de cuánto se está invirtiendo, pero de la segunda -“Sembrando Vidas”- sí sé. Se invierten trescientos millones de pesos al mes. ¿Por qué no se ve ese dinero en la calle? Porque las necesidades de Tabasco son mucho muy “perras”. Quizá cuando empiece la inversión del Plan Nacional de Infraestructura, es cuando se verá la bonanza. Ahí entrarán en acción los socios de la CMIC. Pero antes Sergio Coll Montalvo tiene que decir en dónde está la lana que no ha podido comprobar.

DOS: El jueves y viernes estuvo en Tabasco Andrés Manuel. NO es el clásico presidente que viene de traje y corbata. Andrés Manuel es “pueblo”. Se subió –y jugó prácticamente-con las gigantescas grúas con que se está construyendo la refinería de Dos Bocas. Y en las mañaneras” nos ha explicado cómo se controla la economía nacional. Vea usted los resultados:

1.- En un año, NO ha crecido la monstruosa deuda heredada de los gobiernos del PRIAN.

2.- La inflación está totalmente controlada

3.- Están sentadas las bases para la inversión y hay confianza empresarial, y,

4.- La relación peso-dólar está en plan – francamente- mansita

TRES: Hay muchos idiotas que piensan que golpeando mediáticamente al Peje, harán que su popularidad mengüe. Necesitan echar la historia hacia atrás. Andrés Manuel es hijo de la publicidad negativa. Si usted quiere bajar la popularidad de AMLO a chingadazos, pues se la va usted a pelar. Andrés Manuel siempre ha sido hijo del castigo. En ese terreno es inmensamente superior a usted que lo odia.

Yo creo que el odio que muchos profesan a AMLO es por envidia personal pero en este terreno es prácticamente invencible.

NOTABENE: En el PRI de Tabasco no se está haciendo política suficiente ni de calidad para doblegar el gobierno de Adán Augusto. Simplemente, las causas que se protegen hoy son herramientas ya muy desgastadas.  

 



Columnas anteriores

visitas