EL COMEJÉN…T

¡Hágase la luz… y se hizo más cara!


Óscar Ariel Escalante Zapata

Lecturas: 3019

Cuando creíamos que con la firma del con­venio ‘adiós a tu deuda’ se pondría fin a los casi 25 años de resistencia civil contra los excesivos cobros de la CFE en Tabasco, sur­gen las inconformidades y cerca de 63 mil, de 152 mil usuarios que se han inscrito en el programa, han dejado de pagar.

La razón principal de los consumidores es que los recibos de energía eléctrica han llegado más caros ahora, que cuando esta­ban fuera del mencionado convenio.

Este solo especifica que la 1F es una de las tarifas más baratas; la que en verano (abril-septiembre) ofrece un ahorro de un 23%, iniciando el consumo básico en 59 centavos por kilowatt-hora, pero en invierno (octu­bre-marzo) es desde 82 centavos y al pasar a los siguientes rangos, van en aumento. Lo anterior denota que pese a ser Tabasco uno de los estados más calurosos del país, no se aplica una tarifa justa, fija y baja, si no que ésta es variable y perjudicial en invierno.

La versión del gobierno estatal, por parte del titular de Sedener, José de la Vega, marcaba que 34 mil de 170 mil han dejado de pagar porque no tienen dinero y otros porque se acostumbraron al no pago y a tener más de dos climas, pese a la crisis económica.

Pero lo que más le ha metido ruido, es que consideran la actitud del funcionario en mención, como amenazante, a favor de la paraestatal y no del pueblo, luego de se­ñalar que el convenio ofrece una condo­nación del adeudo histórico, condicionado a los usuarios que cumplan con sus pagos puntuales, o sea que si dejan de hacerlo, ‘les reviven’ la deuda. Aunado a ello, circula en redes sociales un escrito donde la CFE im­prime que el programa ‘adiós a tu deuda’ no representa una condonación ni elimina­ción de adeudos por parte de la empresa, la que no ha sido desmentida ni por la paraes­tatal ni por el gobierno de Tabasco.

Todo lo anterior ha motivado a que dos partidos políticos, ávidos de recuperar mi­litancia y seguidores, abanderen de nuevo la resistencia civil, uno es el PRD, donde nació por cauce del hoy presidente de México, An­drés Manuel López Obrador, y el otro es el PRI, dispuestos a disputar el botín.

 



Columnas anteriores

visitas