Purgatorio

CMIC, olores fétidos...


Juan Manuel Juárez

Lecturas: 2871

La CMIC Delegación Tabasco navega al garete. Sergio Coll Montalvo la convirtió en un vodevil; pero en esta ocasión, el tema no son ni siquiera sus exóticos gustos fifís. "Se siente empresario chingón; pero solo se siente" habría dicho un colegiado.

Bueno, el caso es que, desde la capital del país - ni más ni menos- Franciso Solares Alemán, dirigente nacional de la CMIC le solicitó se retire temporalmente de la dirigencia en Tabasco para que aclare "cochupos", "entuertos" y otras "linduras".

En una carta, que ahora se sabe camina con copia a Palacio Nacional, por aquello del combate a la corrupción, Solares Alemán le recuerda a Coll Montalvo que "nunca" aclaró lo relativo al "Centro de Desarrollo de Alta Tecnología para la Industria de la Construcción". Lo grave es que Sergio Coll embarró en este asunto al Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco.

"No hay evidencia del destino de los recursos" le reclama el dirigente nacional al tabasqueño. ¡Qué pena! Al tiempo que le advierte que se iniciará una investigación sobre el hecho. ¡Ay nanita! Y que si no se separa del cargo "ipso facto" lo desconocerán y desafiliarán porque su actuación -dice la carta- "es incompatible con la honestidad y ética empresarial en la ejecución de un proyecto"

Se sabe, además, que Coll Montalvo fue desafiliado del Colegio de Ingenieros Civiles porque era un "Inge patito". No hay vuelta de hoja, la CMIC nacional intervino la delegación Tabasco y las pesquisas le están moviendo el tapete a Sergio Coll quien, en cuestión de horas, saldrá por la puerta de atrás y deberá explicar en "barandilla" el destino de los dineros y otras cosas que empezarán a trascender. Usted ¿qué opina?

ATANDO CABOS...

No hay más. El menos malo para tomar las riendas del ‘cuaco’ tricolor de Tabasco, el de sangre con menos octanaje (más alivianado) y calidad humana, resultó - según los “análisis” (que no eran de orina)-, el joven empresario y ganadero Dagoberto Lara.... NOS LEEREMOS EN OTRO PURGATORIO, SI DIOS QUIERE.  

 



Columnas anteriores

visitas