LÍNEA ECONÓMICA

Politica exterior, ayer y hoy


Javier Lagunas

Lecturas: 212

Corría el año 1994, Estados Unidos, enfrenta­ba una crisis por el arribo masivo de cubanos a Florida y los refugiadosen Guantamo.

El entonces presidente William Clinton no mantenía comunicación con su homólogo Fidel Castro Ruz; esa imposibilidad lo llevó a solicitar la participación del ex presidente Car­los Salinas de Gortari, quien años después reconoció en una entrevista haberse sorpren­dido de la llamada del jefe de la Casa Blanca pues “rara vez lo hacen directamente con los mandatarios mexicanos”; Clinton le pidió in­tervenir llamando a Castro para solicitarle en nombre del primero, detener el éxodo. La ges­tión tuvo éxito y al menos temporalmente, y el “escape” masivo de Cuba se detuvo lo cual, el propio Salinas revela, le granjeó el efusi­vo agradecimiento del presidente norteame­ricano. Siete años después, cuando las Torres Gemelas fueron atacadas por presuntos terro­ristas de Osama Ben Laden, el gobierno de Vicente Fox se colocó de inmediato en el ban­do de George Bush apoyando la invasión ar­mada en Afganistán y su canciller, el locuaz Jorge Castañeda, sin el menor empacho y so­berbio respondía “no podemos regatear el apo­yo a Washington” y poco después siguiendo las instrucciones de Bush, Fox impulsó el ingre­so de nuestro país al Consejo de Seguridad de la ONU comprometiéndose además a sumar “cascos azules” mexicanos a las “fuerzas de paz” de la entonces coalición encabezada por EU, aun cuando las organizaciones terroris­tas amenazaron al señalar que cualquier na­ción que mostrase respaldo y enviase tropas en apoyo a la invasión sería considerada su enemi­go; es decir, si México había estado libre de ac­tos terroristas debido a su política exterior, de un plumazo Fox y Castañeda nos pusieron en el ojo de atención del terrorismo.

¿A qué viene todo esto?; a que los detrac­tores mediáticos, políticos y de la sociedad atacaron a AMLO por supuestamente estar ha­ciendo el trabajo sucio a Donald Trump al de­tener la migración centroamericana a su país y ahora en total desvergüenza, apoyan velada­mente la intervención estadounidense en terri­torio nacional para enfrentar al narcotráfico .

 



Columnas anteriores

visitas