EL CHAPUCERO

AMLO: un año sin corrupción


Nacho Rodríguez

Lecturas: 3009

Aunque obviamente todavía existen actos de corrupción en todos los niveles de gobierno, el hecho que el presidente de este país no lo sea es trascendental porque todo acto de cohecho que llegue a sus manos o sea de su conocimiento, de inmediato es castigado. Así, en este primer año de gobierno el presidente no se ha tentado el corazón para cerrar el paso a los corruptos en donde se los ha topado, sea con exfuncionarios peñistas, medios, grandes empresas, huachicoleros, Pemex, empresas extranjeras, etc. Antes, con Fox, Calderón y EPN, la corrupción era la única forma de gobierno. Si querías hacer algo, tenías que mocharte con alguna autoridad. La corrupción se volvió tan sistematizada que en los índices internacionales de transparencia, año con año nuestro país caía a niveles inferiores. El colmo era que nadie en el gobierno realmente le importaba.

Con AMLO esto cambió por completo, y literal de la noche a la mañana en la Presidencia se terminó la corrupción. Esta nueva realidad se empezó a adaptar en las secretarías de Estado y direcciones generales, y ahora ha empezado a permear a áreas inferiores de la administración federal. Hoy por hoy, hay sendas investigaciones de los llamados “superdelegados” que se han coludido con gobernadores por corrupción, y ya han caído algunos, como Lomelí en Jalisco y no se duda que caerán todavía más. Rumbo al segundo año de gobierno, la política anticorrupción será aplicada a niveles estatales, donde todavía pululan varios mandatarios ladrones. Pero ya se les acabó. Al final quedarán los alcaldes, donde ya también han llegado estrategias centralistas para evitar que se roben la lana con la cancelación de ramos y fondos sin etiquetar que siempre acababan en los bolsillos de los munícipes.

Así, en solo un año AMLO ha erradicado uno de los vicios más arraigados del gobierno mexicano, que era la corrupción. Y es que aunque todavía hay actos corruptos, ahora hay un vehículo, que es la mañanera, en donde puede llegar la demanda directa al presidente para que éste actúe de inmediato contra corruptos y los castigue.  

 



Columnas anteriores

visitas