Altavoz

Y vaya que AMLO hizo historia


Fabiola Xicoténcatl

Lecturas: 830

Los tabasqueños siempre hemos marcado historia en este país. Andrés Manuel López Obrador no podía ser la excepción. Ya ha pasa­do un año desde que asumió el mandato presi­dencial y ha marcado el antes y el después.

Desde nuestro exuberante verde, casi nada, le dimos al mundo el cacao con el que se fabrica el chocolate y los chiles de la famosa salsa Ta­basco.

Tabasco le ha aportado a México y al mun­do poetas e intelectuales de talla universal co­mo Carlos Pellicer, “Carlos de América” que ha influido en casi todas las generaciones de poe­tas posteriores; a José Gorostiza que se inmor­talizó con su Muerte sin Fin; a Andrés Iduarte; a José Carlos Becerra, cuya muerte prematura sigue doliendo aún; a Josfina Vicens y su Libro Vacío; al lexicógrafo Francisco J. Santama­ría; al escritor Enrique González Pedrero.

En la Revolución, tuvimos a José María Pino Suárez, vicepresidente de la República e ideólogo de Francisco I. Madero; a Ra­fael Martínez de Escobar, de los redactores de la Constitución Mexicana, la tabasqueña y del Plan de Agua Prieta. A Tomás Garrido Ca­nabal, con su educación racionalista y su ambi­cioso proyecto agrícola y ganadero y a Carlos Alberto Madrazo Becerra, el último ideólo­go del PRI.

En síntesis, sólo resaltar la enorme influen­cia que ha tenido Tabasco en el concierto nacio­nal con hombres forjados del verde exuberante y del agua y sol del trópico.

Hoy domingo uno de diciembre, Andrés Manuel López Obrador cumple un año de ha­ber asumido el mandato como Presidente de México y en esos 12 meses ha cambiado el rum­bo de este país que era el emblema de la corrup­ción y del saqueo en el concierto de las naciones.

Con todo el dolor de su alma, las casas en­cuestadoras de México siguen reconociendo que la popularidad del tabasqueño sigue intac­ta, incólume. Los niveles de aceptación y popu­laridad oscilan entre en 70 y el 80 por ciento, algo histórico, sin precedentes en la historia moderna de este país.

Esta realidad no lleva a otra: que la gente que está pegada a las redes sociales, a pesar de los pesares no se cree tanta barbaridad que a diario circula por la telaraña del Internet. Co­mo dijo el propio AMLO; “ando buscando al tonto que se la crea”. La infame guerra sucia, los encarnizados ataques y los sistemáticos co­mentarios aviesos de los “sesudos” analistas ‘estrellas’, lejos de contribuir al derrumbe de Obrador y su Cuarta Transformación, lo si­guen engrandeciendo y catapultando a desban­car a otros gigantes de la historia.

Así que hoy domingo, todos al Zócalo de la Ciudad de México a celebrar. El triunfo de AMLO es el triunfo de todo Tabasco.

 



Columnas anteriores

visitas