Purgatorio

Rosalinda, al SAT... ‘por méritos propios’


Juan Manuel Juárez

Lecturas: 2557

‘Lo importante no es llegar primero, sino saber llegar...’, dice el proverbio. Pero yo agregaría: ‘es más mejor’ llegar por méritos propios...

Quien no conoce a Rosalinda López Hernández, no sabe de perseverancia. Desconoce lo que es ‘corretear el éxito’ y saber esperar, formarse a la cola y nunca rendirse.

Y es que para eso se necesita mucho más que tener un esposo gobernador (Rutilio Escandón, de Chiapas) o un hermano, Adán Augusto López Hernández, también gober (Tabasco).

Ella está a nada de ser titular del SAT en relevo de Margarita Ríos Farjat, si, como todo apunta, será magistrada.

Rosalinda no llega por dedazo, ni por recomendación, ni mucho menos por su relación sentimental y/o familiar con dos gobernadores.

Quienes la conocen, la describen como una mujer de carácter. De convicciones firmes y claridad de objetivos.

Ha hecho carrera política a paso firme como diputada local, diputada federal y senadora. No ha titubeado para mostrar su deseo por gobernar su estado y cuando sintió que le tocaba y fue desplazada por la cúpula, también supo protestar y tener dignidad para no entrar en negociaciones (con Arturo Núñez) por un ‘premio de consolación’.

Contadora pública de profesión, con alta especialidad en auditoría fiscal, montó uno de los despachos más importantes en la materia, por lo que llegaría al frente del SAT, donde actualmente ocupa el cargo de administradora general, con la experiencia necesaria y la confianza del Presidente.

Para concluir, le cuento que aún antes de que su marido fuera postulado al gobierno de Chiapas, le pregunté si estaba preparada para ser ‘primera dama’, a lo que respondió contundente: ‘no, yo estoy preparada para servir donde sea útil’.

¿Usted qué opina?  

 



Columnas anteriores

visitas