EL CHAPUCERO

La caída de Loret, Brozo y Callo


Nacho Rodríguez

Lecturas: 6732

Ayer Brozo anunció en su programa de radio que esta semana era la última de su programa El Mañanero, con lo cual se suma a una serie de despidos que se han venido registrando en las últimas semanas: el de Loret de Televisa, y el de Callo de Hacha en Radio Fórmula. Aunque obviamente la ultraderecha mexicana le empezó a colgar el sanbenito a AMLO de estos despidos con la eterna cantaleta que es un “ataque” a la libertad de expresión, la realidad es que estos tres comunicadores cayeron porque a pesar de que son “famosos”, sus programas tenían un muy bajo rating y muy pocas empresas querían anunciarse con ellos por sus pleitos casados con el gobierno federal.

El problema fundamental de los medios y conductores chayoteros como Loret, Brozo y Callo es que su audiencia potencial es muy reducida, ya que solo apelan al público antiobradorista, que ciertamente existe pero que apenas corresponde un 20% del total de los mexicanos. En cambio, el 80% de mexicanos que apoyan a AMLO o tienen una opinión neutral sencillamente nunca los escuchaban porque este trío se dedicaba únicamente a tirar veneno a diestra y siniestra contra el presidente. Y aunque ellos se vendían como las “estrellas” del rating y juraban a las empresas de medios que con ellos sus medios iban a despuntar cobrando para ello una millonada, pues obviamente los números los desmintieron en este primer año de gobierno. Este es un signo ominoso para los otros chayoteros, porque después de un año, resulta claro que ninguno ha logrado tener un exitoso programa que se base solo en la crítica contra el presidente.

Así, queda esperar qué otros conductores chayoteros son despedidos, porque resulta claro que todos están renegociando con los grandes corporativos sus contratos en este fin de año, y si no aceptan una reducción drástica de sus sueldos y privilegios, se irán de patitas a la calle como Loret, Brozo y Callo.

 



Columnas anteriores

visitas