JUICIO

En espera


Abogado del Pueblo

Lecturas: 867

● Tras la caída de Carlos Romero Deschamps como líder nacional sindical petrolero, la disi­dencia de todo el país espera con ansias que sean destituidos los 36 dirigentes seccionales. Son una especie de Alí Babá y los 36 ladrones. Sin embargo este proceso es lento y no hay para cuando.

SEIS PILLAZOS

● En Tabasco existe representatividad en 6 sec­ciones, 4 son genuinamente de municipios de la entidad. La 14 de Ciudad Pemex, 29 de Comalcal­co, 44 de Villahermosa y 50 de Paraíso, mientras que la 26 está asentada en Las Choapas, Veracruz pero con injerencia en Cárdenas así como la 48 es avencindada en Reforma, Chiapas pero con ope­ración en Villahermosa. Los seis líderes tienen un poder arraigado convertido en grupo caciquil.

LOS CAPITALINOS

● En la 44 tiene casi 20 años José del Pilar Cór­dova Hernández y José Jesús Zamudio Aguile­ra, quienes sólo se rotan el poder y están dedicados a saquear a los petroleros, lo mismo que hace Ricardo García Hernández en la 48 desde hace más de una década. A estos pillazos ni quienes le haga sombra.

DEPREDADORES SINDICALES

● Lo mismo ocurre con Carlos Hernández en la 26 desde hace una década y lo mismo en la 29 con el saqueador Edy Rojas Cobos que mantiene has­ta sus caballos pura sangre con la nómina petrole­ra. En la 50, Gustavo Guerra Espinoza detenta el poder tiene 15 años y con menor tiempo en la 14, Raúl Becerra de Dios.

URGE DEPURACIÓN

● Los movimientos petroleros disidentes esperan con ansias las renovaciones seccionales. Los tra­bajadores ya no toleran este brutal saqueo que ha hecho millonarios a los líderes. Llama la atención que la 4T y Pemex no ha frenado la fuga de dinero que hay en el transporte de personal que es donde los dirigentes sindicales siguen haciendo lana a discresión, las cuotas son un tema secundario.

 



Columnas anteriores

visitas