DOBLE FILO

Reflexiones post informe


Homero T. Calderón

Lecturas: 786

Tengo de vivir en Tabasco 40 años. Aquí fundé una parte muy importante de mi vida, mi familia actual. Estoy integrado a los usos y costumbres de los tabasqueños. Pretendo al igual que todos que nuestro edén esté muy bien cimentado y mejor construido. Pero tenemos muchas debilidades y pocas fortalezas.

Empezaría por decir que nuestra “clase política” es terriblemente mediocre y no está identificada con las grandes causas de Tabasco. Su objetivo es incrustarse en la estructura de su amigo el gobernador en turno. Le doy dos ejemplos fáciles a la vista: José Antonio de la Vega y el “Perrito” Llergo.

Pero lo que en verdad preocupa es como “nuestra” clase empresarial, desligada del compromiso de hacer crecer a Tabasco, solo le interesa hacer dinero a como sea.

Muchos ricos tabasqueños que debieran invertir en Tabasco no lo hacen. Ejemplos:

UNO: El ex gobernador Manuel Andrade. En lugar de invertir en Tabasco sacó su dinero para llevarlo a Campeche, asociándose con el ex gobernador de aquel estado Fernando Ortega Bernés en asuntos inmobiliarios. Y deje usted para después el dinero en Canadá. Y solo porque la situación económica se vino abajo, sus aeronegocios salieron de circulación…

DOS: Roberto Madrazo Pintado es un especulador en el ramo de la medicina. Y a través de su hijo ha invertido en una fábrica de artículos eléctricos y el diseño de luminarias. Aquí la cabeza visible es el brodie Floricel Medina. Su mejor inversión sin embargo, en Tabasco es estar asociado a un empresario del ramo automotriz. Los mejores coches los vende Madrazo.

TRES: Los otros son los hermanos Salvador, Ramón y Benito Neme. Asociados en el área farmaceútica en Genoma Lab, Tabasco solo es el “putero” donde recalan para celebrar sus negocios. ¿Cómo podría Tabasco progresar si sus principales inversionistas son candiles de la calle?. Quizá si tales capitales –que salieron de Tabasco de noche- regresaran a su lugar de origen, a lo mejor Tabasco no tendría que andar comiendo mierda para resolver sus problemas económicos. Todavía no entiendo la declaración de Manuel Andrade cuando dijo que Tabasco era el mejor lugar para vivir…  

 



Columnas anteriores

visitas