Entre Números

¿Dónde están los recursos?


Mtra. Soraya Pérez

Lecturas: 642

Si algo ha quedado claro es que a unas sema­nas de que concluya su primer año de man­dato, el Gobierno Federal no ha podido alcanzar las metas de recaudación de ingre­sos que ellos mismos establecieron en el Pa­quete Económico aprobado para 2019. Se los dijimos en tribuna, pero no nos quisieron escuchar, las decisiones que tomaron como prioridades en el Presupuesto de Egresos está empujando al país a una posible recesión económica, y lejos de corregir el rumbo para encender los motores de la economía nacio­nal, la SHCP está avalando terribles decisio­nes presupuestales.

Por el momento, la medida que más me preocupa es el uso indiscriminado del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupues­tarios (FEIP), producto del ahorro realiza­do por los mexicanos durante los últimos 15 años. Estos recursos tienen el objetivo de compensar los desajustes que pudiera sufrir el presupuesto del Gobierno en tiempos de crisis económica, en otras palabras, es una al­cancía nacional que tiene el Presidente de la República para ser usada cuando nuestra economía sufra una neumonía a raíz de una crisis internacional.

Este Fondo tenía casi 300 mil millones de pesos (mdp) a inicio de año; para el segundo trimestre, la SHCP anunció el uso del 40% de estos ahorros para compensar la desacele­ración económica, y para el tercer trimestre la cifra aumentó a 150 mil mdp, ¡al ritmo que van se acabarán los ahorros del país en me­nos de dos años!

Quisiera también explicar la colosal con­tradicción de Hacienda, por un lado toman gigantescas cantidades de los ahorros nacio­nales, y por el otro, tienen subejercicios acu­mulados de más de 80 mil millones de pesos, de los cuales, de nuevo, más de la mitad co­rresponden a subejercicios de Pemex, y el resto, a áreas estratégicas como Educación y Salud. Mi pregunta es entonces, ¿donde es­tán todos estos millonarios recursos?

El gobierno está tomando malas decisio­nes y eso está a la vista de todos, pero usar el FEIP y dotar a Pemex de recursos extraor­dinarios fiscales para programas y proyec­tos de dudosa viabilidad no está siendo una solución efectiva. Nuestra responsabilidad debe ser velar por el bienestar y la estabili­dad de los mexicanos, los presentes y los de las próximas generaciones, sin embargo, hoy, sólo están atentando contra nuestro futuro.

 



Columnas anteriores

visitas