ANALISTA

La polémica en energía limpia


MBA. Ramsés Pech

Lecturas: 219

México requiere un plan de nación energé­tico de largo plazo, no formado de acuerdos modificables, sino de metas específicas, opi­na Ramses Pech.

Cualquier inversión en el mundo de­pende del Periodo de Recuperación de la Inversión (PRI): es un indicador que mi­de en cuánto tiempo se recuperará el to­tal de la inversión a valor presente. Puede revelarnos con precisión en años, meses y días, la fecha en la cual será cubierta la in­versión inicial.

El dia 28 de octubre se realizó un “acuer­do” por el que se modifican los lineamientos que establecen los criterios para el otorga­miento de Certificados de Energías Limpias (CEL) y los requisitos para su adquisición, publicados el 31 de octubre de 2014.

La modificación principal que ha cau­sado la polémica es en el tiempo de reco­nocimiento de una central eléctrica (lugar donde generan la electricidad), que indica­ba que para tener derecho a recibir CEL por un periodo de 20 años, debió haber entrado a operar a partir del 11 de agosto de 2014 y todo planta antes de esta fecha no.

El acuerdo emitido en 2019 indica que eliminó la fecha en el párrafo segundo a donde indica: Las Centrales Eléctricas Le­gadas, previstas en la Ley de la Industria Eléctrica que generen energía eléctrica a partir de fuentes de Energías Limpias, que­dando abierto el tiempo.

Establecido que no existe tiempo de inicio de operación de una planta para re­conocer para tener un certificado CEL (Certificados de Energías Limpias), entran dos cuestionamientos en los que radica la polémica:

1. La amortización de una nueva inver­sión dependía de cuántos certificados po­dría reconocer para reducir el tiempo de la recuperación de la inversión del dinero (PRI). Un cálculo de un proyecto normal sin CEL debería recuperar entre 20 a 30 años, pero al introducir la variable CEL podría reducir entre 10 a 20 años, dependiendo del producto, dando a pie a tener una genera­ción de electricidad de bajo costo, como lo observado en la subasta eléctrica.

2. El reconocimiento de plantas a toda aquella que genere electricidad limpia con CEL y ayudará a tener un dinero adicional en el flujo de efectivo generado por los certi­ficados en sus ingresos, lo que da pie a tener una utilidad mayor. Para una planta que ha sido recuperada es buena la inversión y den­tro de su balance será cero su depreciación (puede realizar reconfiguración o mejorar la planta, reconocerla como un inversión, pero será mínima comparada con una ini­cial). Ahora la decisión radica con el circu­lante adicional empleado para mejorar la planta o para reducir el costo de generación al usuario final.

 



Columnas anteriores

visitas