CHISME Y COTORREO

La cuestionada ley Bonilla


Juan Cadena

Lecturas: 392

Mucho se ha comentado sobre el arribo de Jaime Bonilla Valdez, a la gubernatu­ra de Baja California, la oposición es na­tural que este en su contra, si en efecto el estado sufrago por dos años, para el Eje­cutivo estatal, resulta inverosimil que en las alcaldías se vote por tres años y que una gubernatura sea por dos, si en ver­dad se busca una autentica austeridad, tenemos que echar andar nustra calcu­ladora, viendo el costo de una elección estatal, ya que no es una fabrica de ricos lo que se busca edificar, no olvidemos el año de Higalgo, porque sería un año de trabajo, por otro en que el gober se lleve algo, así que la ley Boniya no es tan mali­ya, por lo contrario se debiera homologar, con los demas estados de 6 años. La inse­guridad pública rebasó a todos los nive­les policiales, la Guardia Nacional es una institución en formación, de 60 mil, se pretende llegar a 120 mil elementos, pero se tienen que endurecer las penalidades, hacer "she gallina" a los jueces corruptos, que venden su dignidad al mejor postor, sobre todo que la Comisión de derechos humanos, hagan lo correcto defendien­do víctimas y no maleantes, vamos a to­mar como ejemplo el caso Huimanguillo, en que un grupo de 30 malditas ratas de 2 patas, se apoderaron de la caseta CAPU­FE, en la comunidad de Malpasito, ex­torsionando con 300 pesos, a todos los vehículos que por ahí pasan, el que no contribuía le quitaban sus pertenencias y les quebraban los vidrios de sus unida­des, así que los resultados de este enfren­tamiento, fue de lo más justo y necesario, una rata muerta, tres coludos heridos y 9 malparidos detenidos, entre ellos la ra­ta lideresa, que insita a la violencia a los demás ratoncitos, como dice mi abueli­ta chicharrita, muerto el perro se acaba la rabia. El congreso local tabasqueño, se convirtió en un reprobsfero de cuentas públicas, entre otras la de Arturo Núñez, que es de la irrisoria cantifad de 4,392 millones de pesos, similar a la del compa­drito Granier, la diferencia es que la inte­ligencia de Turingo es incomparable, la cuenta del dragón no pasó, pero el si pa­só a la historia del basurero. 9171145577.

 



Columnas anteriores

visitas