DOBLE FILO

Chusma, fifís y señoritos


Homero T. Calderón

Lecturas: 1009

Nadie se explica por qué don Miguel Hidalgo y Costilla no entró a la Ciudad de México tras aplastar a los realistas en la batalla del Monte de las Cruces. Algunos analistas de la historia dicen que porque el caudillo tuvo miedo que sus tropas enseñaran el cobre, se desbocaran en la toma de la CDMX y pasaran a cuchillo a la indefensa ciudadanía. Si hubieran tomado la CDMX quizá la guerra de independencia hubiera acabado mes y medio después de empezada, porque tal batalla se dio un 30 de octubre del mismo 1810. El pasado miércoles 30 se cumplieron 219 años de esa legendaria batalla.

En otro escenario más reciente, el partido que gano la elección presidencial el año pasado y que hizo triunfador a Andrés Manuel y MORENA, logró igualmente una victoria similar a la lograda por los insurgentes sobre los realistas (Aquí sería sobre los prianistas). Al igual que el cura Hidalgo en aquella fecha de 1810, MORENA no pudo llevar a cabo su gran asamblea.

Hay mucha mierda de por medio. Teniendo todo por delante para estructurar un mega partido político, la chusma de MORENA acaba de sufrir una horrible derrota en los tribunales. Surgieron los que ya parecía estaban enterrados (los caudillos y sus tribus) para asestarle un duro golpe político a su partido y a su líder nacional, Andrés Manuel López Obrador. Toda esa mierda primitiva de MORENA hizo que los jueces declararan nula la gran asamblea. Dentro de toda su fuerza irracional, la falta de liderazgos ha terminado con la primera escaramuza que pretendía legalizar todas esas fuerzas hoy enfrentadas. Hay muchos “zuleros” tratando de llevar agua a su molino. Por ejemplo, doña Bertha Luján.

Solo preguntaría este columnista, ¿Quién le proporcionó la metralleta a tan irracional mujer?

NOTABENE : Mi hermano Francisco Javier Chávez Guerrero, un varón que toda su vida estuvo alrededor de un micrófono; hombre de vasta cultura universal; ameno conversador y profesor universitario de comunicación en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, falleció el 31 de octubre al mediodía. En los últimos quince meses nos hicimos compañeros de conversación alrededor de una infaltable taza de café. Hoy ya no existe. El éter lo reclamó para siempre. Que descanse en paz mi muy querido amigo…  

 



Columnas anteriores

visitas