PRESIDENTA DEL SENADO

Participación ciudadana


Mónica Fernández Balboa

Lecturas: 498

En torno a la revocación de mandato, en las últimas semanas se ha suscitado un falso debate en el ámbi­to político, muy probablemente con la intención de desestimar un compromiso de las fuerzas progresis­tas del país para empoderar a la sociedad en la toma de decisiones.

Lo cierto es que México tiene que transitar ha­cia un nuevo régimen en el que la ciudadanía pue­da participar de manera directa en los asuntos del poder público.

En ese sentido, en el Congreso de la Unión se anali­zan y discuten diversas iniciativas para ampliar los es­pacios de decisión de las y los ciudadanos.

En particular, en el Senado de la República se so­metió a debate y se votó incluir en la Constitución la revocación de mandato.

Tras un intenso diálogo entre los diversos partidos, se llegó a acuerdos para que las autoridades federales y estatales se sometan cada tres años al escrutinio pú­blico y, a través de las urnas, se determine la perma­nencia en el cargo del Presidente de la República y de los gobernadores.

Para ello, se establecen reglas claras que no dejan lugar a dudas sobre el alcance y las consecuencias que tendrán los resultados que se obtengan de la consulta ciudadana.

Sin embargo, se han levantado algunas voces que pretenden desvirtuar el verdadero y único propósito de la inclusión de la revocación de mandato.

Esas expresiones señalan que en el trasfondo ha­bría la intención de encubrir alguna forma que permi­tiera la reelección.

Es evidente que se trata de una interpretación ca­rente de veracidad y totalmente lejana a la realidad.

El precepto de la no reelección establecido en la Constitución es resultado de la lucha política histórica por la democracia. No hay ni habrá ninguna propuesta o iniciativa en sentido opuesto.

 



visitas