POLÍTICA DE HOY

¿Ratas? ¡Fuchi! ¡Guácala!


Samuel Cantón Zetina

Lecturas: 732

A fines de año -ofreció el Presidente Obrador en julio- "el país estará blindado contra la corrupción". Fue un plazo, al que -seguro- le seguirán otros.
 
Bartlett y Elba Esther, por ejemplo, puede que sean de dos años.
 
Pero les va a llegar su hora.
 
El tiempo de Jaime Bonilla, en cambio, en su infame intento de prolongar ilegalmente dos años su mandato en Baja California, es ¡cero! Hoy, tres personajes destacados del PRIAN: Emilio Lozoya, Rosario Robles y Eduardo García Mora enfrentan a la justicia, y uno más -ya fuera del STPRM-, Carlos Romero Deschamps, debe rendir cuentas. Se mete en cintura a dos figuras institucionales que usaron la autonomía para ocultar podredumbre: Poder Judicial y sindicalismo.
 
Por otra parte: ¿y el video donde Lozoya delataría a Peña Nieto y Videgaray? A Robles, secretaria de Despacho con EPN, el legendario Señor de las Ligas, René Bejarano, le dedicó la canción "Ya lo ves… como el destino todo cobra, y nada olvida…" Y es que la responsabiliza por el videoescándalo del 2004 que lo depositó en la cárcel.
 
Casualmente -¿karma?-, un sobrino político de Bejarano fue quien dictó prisión cautelar contra la ex novia de Ahumada.
 
Rosario está involucrada en la Estafa Maestra, en la venta de hectáreas de predios frente al mar en Quintana Roo y Baja California -remató en San Quintín 1,700 hectáreas a ¡$73! c/u-, y en transas con los programas sociales de SEDESOL.
 
Se persigue además a gente de bajo perfil, pero igualmente de uñas largas, como los cabecillas de la extensa red de corrupción de la CFE -junto con PEMEX, joyas de la corona neoliberal saqueada- jefaturada por el ex subdirector de Transformación y Control, Néstor Moreno Díaz, y por el ex director Operativo, Arturo Hernández, señalados en una Corte de California de recibir sobornos para que la empresa extranjera ABB obtuviera contratos por casi 90 millones de dólares.
 
La impunidad se esfuma a cada golpe bajo influencia de la 4T.


Columnas anteriores

visitas