CURUL 36

Alcaldes pongan sus barbas a remojar


Leobardo Pérez Marín

Lecturas: 837

Los ediles deben tener claro, que la reforma al Código Penal del Estado, donde se estable­ció una sanción de hasta 20 años de prisión a quienes extorsionen a través de bloqueos a empresas públicas y privadas, no distinguen partidos ni posiciones políticas, así que sí no han entendido que el mensaje de la 4T es de cero corrupción, podrían ser sorprendidos y terminar por lo menos con su carrera polí­tica. Los alcaldes no solo deben cuidarse de no cometer errores al momento de atender a los empresarios que quieren invertir en Ta­basco, también deben pasar el mensaje a sus subordinados porque muchos de ellos, esta­rían utilizando su puesto para chantajear a la Iniciativa Privada, incluyendo a los peque­ños negocios que buscan expandirse.

Durante su intervención en la Conferen­cia: "Aspiraciones de Tabasco como Núcleo de la industria de Hidrocarburos", el Se­cretario para el Desarrollo Energético, Jo­sé Antonio de la Vega Asmitia, reveló que no solo los seudo lideres ligados al cri­men organizado están extorsionando a los empresarios, sino también hay funciona­rios municipales metidos en este negocio, y a ellos también los alcanzará la ley, preci­samente porque el Gobernador Adán Au­gusto López Hernández, lo que ha pedido a todos los funcionarios públicos es no fre­nar el crecimiento del estado con este tipo de acciones.

“Hay quejas también de que algunos al­caldes los extorsionan, entonces necesita­mos hacer sinergia y cambiar la mentalidad, todo esto nos afecta como estado y aleja la inversión y lo que queremos es precisamente todo lo contrario”, dijo Pepe Toño ante em­presarios del ramo petrolero.

Si alguien se ha distinguido por cuidar su imagen y no ser acusado de actos ilíci­tos ha sido precisamente José Antonio de la Vega, así que no creo que arriesgue su trayectoria por avalar acciones ilegales o proteger a extorsionadores. Así que funcio­narios municipales deberían de poner sus barbas a remojar.

LA VERDAD ABSOLUTA

Hay legisladores y dirigentes de oposición, creen que solo con gritar o rebuznar tienen la verdad absoluta. Aun no terminan de en­tender que este país y estado han cambiado.

 



Columnas anteriores

visitas