EL CHAPUCERO

EU quiso descarrilar a Pemex


Nacho Rodríguez

Lecturas: 11297

En medio del nerviosismo que ha provocado en Wall Street el nuevo gobierno obradorista respecto al petróleo, donde busca recuperar lo entregado por EPN a extranjeros, hace unos días el gobierno de EU quiso descarrilar a Pemex y provocar su debacle financiera. Después del I Informe de AMLO, Pemex entró a una amplísima renegociación de su monstruosa deuda de más de 100 mil mdd. Para ello, buscó prepagar una parte de esta deuda y la demás refinanciarla, en el entendido que ahorita hay insólitamente bajas tasas de interés en Europa y Asia. Así, Pemex se puso como primer paso renegociar 25 mil mdd, y así cumplirle a las calificadoras para mantener el grado de inversión de Pemex y del país.

Sin embargo, a los EU no les conviene un Pemex saludable, sino en quiebra, porque así pueden salir al “rescate” a través del FMI pero claro, imponiendo muy severas condiciones al país y, de paso, entregando el petróleo. De esta manera, la secretaría de Estado de Mike Pompeo ordenó manipular datos oficiales del gobierno estadounidense para señalar que México estaba importando crudo ligero de los gringos. Este dato fue filtrado a Bloomberg el mismo día que Pemex entró a la fase final de la renegociación crediticia, con el claro objetivo que los bancos se “espantaran”, porque si era real este dato, significaba que la petrolera mexicana sencillamente estaba incumpliendo todas sus promesas de producción nacional. En otras palabras, fue un sabotaje vil, un atentado del gobierno estadounidense contra Pemex.

Afortunadamente, la secretaria de Energía Rocío Nahle de inmediato aclaró en Twitter que estos datos, a pesar los estaba publicando el gobierno de EU, eran falsos y el propio AMLO también lo aclaró en la mañanera. Esto llevó a que se concluyera con éxito la renegociación financiera, con lo cual el gobierno gringo no le quedó de otra que rectificar que, efectivamente, el dato era falso. México no importó gasolina a EU. El plan falló, pero dejó entrever que los gringos están decididos a descarrilar Pemex a como de lugar. Así, hay que prepararse para los nuevos golpes que nuestros vecinos lancen en las próximas semanas y meses contra la petrolera nacional.  

 



Columnas anteriores

visitas