Entre Números

Información asimétrica en Dos Bocas


Mtra. Soraya Pérez

Lecturas: 292

El Gobierno Federal ha hecho muchas pro­mesas respecto a lo que la Refinería de Dos Bocas logrará para nuestro país, pero la fal­ta de información y la contradicción de la misma sigue siendo una constante. Una de las principales promesas que hicieron fue que los empleos generados irían destinados, en su mayoría, a los tabasqueños, lo cual es sumamente importante, ya que Tabasco si­gue siendo la entidad con más destrucción de empleos formales a nivel nacional.

En los últimos días, distintas autorida­des se han manifestado sobre cómo se ha distribuido la mano de obra en el proceso de construcción de este proyecto, pero na­die ha podido confirmar cuántos empleos directos e indirectos realmente se han crea­do. Sobre la distribución, el Gobernador del Estado aseguró que 95% de los trabajadores que se encuentran laborando son de origen tabasqueño. No obstante, los sindi­catos de trabajadores del estado difieren, manifestando que la mano de obra local ha sido desplazada por trabajadores “forá­neos” provenientes de Veracruz, Campe­che, Chiapas y Tamaulipas.

Una de las voces que más ha resona­do es la de Juan Gabriel Hernández, Se­cretario General de las Organizaciones Sindicales del Golfo, quien acusó a las au­toridades federales encargadas de la obra de favoritismo dirigido a empresas que no son tabasqueñas, otorgándoles el 60% de los contratos. Desafortunadamente, esto lo pude constatar en una reciente visita que realicé a dichas instalaciones, donde pude ver que una gran cantidad de los volteos que ininterrumpidamente entran y salen de los terrenos tienen placas foráneas.

Sin duda, existe mucha desinformación respecto a este tema y, en lo personal, con­sidero que ¡ese es el verdadero problema! Si de algo estoy convencida, es que la transpa­rencia debe dejar de ser una carga política para los funcionarios. Por eso he solicitado por distintos medios oficiales y de transpa­rencia, cuánto de los recursos asignados se­rán para empresas tabasqueñas y cuántos empleos se han generado para mis paisanos; sin embargo, a la fecha, esta información no se me ha sido proporcionada. La “cuarta transformación” para Tabasco reside en el éxito o fracaso de la Refinería, mientras siga habiendo información asimétrica entre los actores involucrados, los resultados prome­tidos que no llegan, parecen más un cúmulo de ocurrencias y mentiras.

 



Columnas anteriores

visitas