VECTOR X

De muertos, vivos y despistados


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 1009

Vive Tabasco críticos días de inseguridad. Aparecen ejecutados a cada rato y en todas partes, no paran asaltos y secuestros.

Corre la sangre por el edén teñido de ro­jo. Números van y vienen, discursos, esta­dísticas, encuestas. La realidad se ve en las calles, en el regadero de cadáveres.

Entre todo esto, el diputado local Daniel Cubero ha descubierto el hilo negro cuan­do declara a la prensa: “Tráfico de perso­nas, narcomenudeo y huachicol desatan la ola delictiva”. Aplausos por tan asombrosa revelación, inverosímil, enorme descubri­miento que le compartió el fiscal. Pero si el señor Cuberto anda hirviendo el agua para presumirla como gran invento, la secretaria de Desarrollo Económico, Mayra Jacobo, soltó esta prenda: “La mala racha (de segu­ridad) que se ha vivido en las últimas sema­nas no afectará en nada al sector industrial y productivo”. Se aventuró además: “Los in­versionistas siguen interesados en Tabasco, estos problemas no afectarán en lo más mí­nimo, pues se le están garantizando todos los factores de seguridad”.

Los empresarios tienen miedo, pero arriesgan el pellejo porque no les queda otra alternativa ante el jugoso negocio que significa Tabasco. Eso sí, toma medidas de seguridad y se persigna, no hay de otra, pero decir que no se inmuta ante el chorreadero de sangre es una gran mentira. Vivilla des­de chiquilla.

LA MORRALLA

Un clásico espaldarazo, al estilo del parti­do hegemónico, le dio el gobernador Adán Augusto al presidente del Poder Judicial, Enrique Priego, a quien visitó en sus ofici­nas en días pasados. Quizá no era necesario el mensaje, todo mundo sabe es inamovible *** En el IFORTAB, Ariel Cetina arrastra el lápiz. Alejado de reflectores, hace política. Dará un campanazo *** El joven asesinado en Comalcalco por policías municipales no era estudiante del COBATAB. Qué triste historia, tan triste como saber que no habrá justicia *** Hasta el jueves.

 



Columnas anteriores

visitas