VECTOR X

Negocios con el asfalto


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 778

De lo publicado el pasado viernes en este es­pacio sobre el asfalto donado por Pemex y la obligación de los gobiernos de pagar para traerlo, surgieron diversos comentarios que bien vale la pena compartir.

Alguien compartió con quien esto escribe: “En años anteriores se traía de Altamira, Ta­maulipas y obviamente había que pagar por el traslado. Desde el ayuntamiento pacta­mos dar a una compañía el traslado, esa empresa se quedaban con el 50% y el otro 50% se lo daba al ayuntamiento ya transformado en mezcla asfáltica”.

Y comentó además: “De eso a perder el as­falto que Pemex nos donaba, mejor así”.

Otro comentario sobre el tema:

“En el gobierno de Arturo Núñez hu­bo una impresionante rapiña con el asfalto ofrecido por Pemex. Una empresa procesa­dora ubicada en el municipio de Centro hizo grandes negocios. También se metió al ne­gocio una compañía dedicada a los fletes que cambiaban las dotaciones de combustibles y refacturaban. Negocio redondo para quienes estaban involucrados en eso”.

Hoy, el esquema no será diferente. Al igual que en años anteriores, el gobierno es­tatal debe maniobrar para trasladar el asfal­to donado por Pemex. Es decir, una generosa acción en la qué hay que meter dinero y mo­ches. La historia de toda la vida.

LA MORRALLA

A ver qué ocurre la próxima semana con la novela en la Cámara de Diputados. La presi­denta de la Junta de Coordinación, Beatriz Milland, se niega a entregar cuentas y a pe­sar de todo quiere ser alcaldesa de Paraíso o diputada federal * Hasta mañana.

 



Columnas anteriores

visitas