DOBLE FILO

A la baja deuda de Pemex


Homero T. Calderón

Lecturas: 664

Recientemente, el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, anunció que la empresa PEMEX concretó una reducción de su deuda pública en 600 MDD. Esto es a fin de cuenta un poco de agua fresca sobre un desierto muy reseco. Bien explicadas las cosas, la reducción de la deuda es de alrededor de 60 puntos base. Dice la nota: “Un punto porcentual puede parecerles muy poco, pero piensen en una deuda de 107 mil millones de dólares. Un punto porcentual, son mil millones de dólares”.

Esta reducción de 60 puntos base son alrededor de 600 millones de dólares, que traducidos a pesos serían como 12 mil millones de pesos”. ¿Y cómo se redujo la deuda petrolera? Se logró a partir de la colocación de bonos a 7, 10 y 30 años por un monto de 7 mil 500 millones de pesos.

PEMEX, inteligentemente prefirió pagar las deudas a pequeño y mediano plazo porque son precisamente eso, “pequeñas” y solamente dejó para el final las grandes deudas que se pagarán a largo plazo. Ahí tiene usted un resultado que, en el mundo profano, los que no sabemos de altas finanzas, aquí aprendemos.

Por otro lado, la dupla formada por Rocío Nahle y Octavio Romero, está empezando a producir. No tan rápido como quisiéramos, pero finalmente, pensemos que el gobierno de AMLO no completa ni siquiera un año en el poder. ¿Qué están pensando la titular de Energía y el director de PEMEX? Para empezar, que esa reducción de la deuda les da chance de aumentar la producción de hidrocarburos en 62%, y pretenden que a final de año que esta se haya incrementado generosamente. Sin ser Romero Oropeza un especialista en petróleo, ha hecho muy bien las cosas.

Por su parte, Rocío Nahle, Secretaria de Energía, su mejor aportación es su trabajo de científica. Y porque conoce las entrañas del monstruo industrial que es PEMEX. Si usted junta estos resultados producto de la honestidad, muy pronto deben haber ahí buenas cuentas, aunque por ahora muchos grupos empresariales que se pensaban muy nacionalistas, se han volteado porque su verdadero negocio era el “huachicol”.  

 



Columnas anteriores

visitas