ANALISTA

La maravilla del consumo


Óscar Gómez Cruz

Lecturas: 409

Una sola economía o un país aislado para ser más exactos, se ve en la imposibilidad de producir todo lo que requiere.

El comercio internacional permite que en un país se pueda consumir prácticamen­te de todo, aunque dentro de las fronteras del mismo no se cuenten con los recursos materiales, el conocimiento o el personal especializado para producir determinado bien.

Una economía genera con base en los factores de producción mencionados, ex­plotando su dotación de recursos, que sig­nifican su ventaja o ventajas comparativas. Una parte puede consumirse de manera interna y el excedente se exporta. Cuan­do otro país repite el proceso, se realiza un intercambio entre las exportaciones y las importaciones. A esto se le llama balanza comercial. Cuando ésta es superavitaria o da un saldo positivo, significa que la nación exporta más de lo que importa.

El consumo de mercancías a precios de mercado resulta en extremo importante y se realiza en función de las leyes de la ofer­ta y la demanda. Esto es, para cualquier producto que se oferta, debe existir una de­manda, y el movimiento en cualquiera de estos dos elementos va determinando los ajustes en el precio.

La inflación es lo que entendemos como el alza en los precios. Evidentemente cele­bramos cuando estos se mantienen cons­tantes y las cosas "no suben". Lo vemos como algo positivo que habla de una estabi­lidad económica en beneficio de los consu­midores. Pero el hecho de que los precios se mantengan o incluso bajen, lo cual se cono­ce como deflación, tiene otra explicación no tan positiva.

Los precios pueden mantenerse o incluso bajar porque NO se está consumiendo. Una afectación en la economía puede propiciar esto porque a la gente no le alcanza, o por­que los niveles de confianza disminuyen y los consumidores constriñen su gasto.

Los bancos centrales están en alerta para medir estas situaciones y tomar las decisio­nes al respecto. Nuestro Banco de México y su junta de gobierno, decidieron disminuir la tasa de interés en 25 puntos base. Signi­fica que las tasas de referencia para créditos disminuyen y que el costo de oportunidad del dinero aumenta.

 



Columnas anteriores

visitas