TELÉFONO ROJO

La cenetización de la enseñanza


José Ureña

Lecturas: 499

La oposición se ha echado al hombro una tarea im­posible: -Frenar la cenetización de la enseñanza pú­blica de México.

Imposible porque solamente faltan leyes secun­darias para instrumentar la contrarreforma de la re­forma educativa y no cuenta con los votos necesarios para ello. Al gobierno, a su partido y a sus aliados les basta la mayoría simple para aprobarlas en las dos cámaras del Congreso y la disidencia carece de la fuerza necesaria para evitar su aprobación.

Pocos como Marco Antonio Adame, vicepresi­dente de la Cámara de Diputados y vicecoordinador de Acción Nacional (PAN) para resumir ese ánimo de frustración:

-La educación básica está bajo acecho.

A los legisladores de ese agrupamiento, de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) y de Movimiento Ciu­dadano (MC) les queda claro:

Ahora las leyes se elaboran, dictan y comprome­ten desde las altas esferas del poder y es compromiso pactado con la Coordinación Nacional de Trabajado­res de la Educación (CNTE). Cenetización, le llaman.

BÚSQUEDA INÚTIL DE DIÁLOGO

Pueden parecer lógicos los acuerdos en Palacio Na­cional. Hasta ahí fue la CNTE -y al Sindicato Nacio­nal de Trabajadores de la Educación (SNTE, titular  del contrato colectivo del trabajo) ni quién lo invite- y salió feliz con el cumplimiento de la promesa electo­ral pactada.

Pero ni así se da por satisfecha.

Por eso impidió el jueves pasado la sesión con su bloqueo en San Lázaro y se prepara para repetir esta estrategia hoy, mañana, el jueves y cuanto sea nece­sario a fin de presionar o impedir, según sea el caso.

-No sé qué más quieren si ya recibieron todo -se extrañó Mario Delgado, cabeza del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la Cámara de Di­putados ante tanta intransigencia.

Como el escenario adverso no ha cambiado, ayer se aceleraron las negociaciones y el frente opositor al gobierno-Morena (PRI, PAN, PRD, MC) acordó im­pulsar la negociación. -Diálogo con respeto, claridad y apertura -plantearon.

Pero la CNTE ya tiene más de lo solicitado y ahora busca mayores conquistas.

El copete, el control total.

La cenetización de la enseñanza pública es in­minente.

 



Columnas anteriores

visitas