CURUL 36

Corruptos pero no tontos


Leobardo Pérez Marín

Lecturas: 998

Da risa como ex colaboradores de Arturo Núñez Jiménez, se desgarran las vestiduras asegurando que ellos ganaban el salario mínimo, que jamás tuvieron percepciones altas y que no existen pruebas, claro que no las hay, porque eran a la mano, porque les daban sus bonos por debajo del agua para no dejar huella. Lo que sí no pueden ocultar son los lujos en los que se conducían, acaso ya se les olvidaron las dos camionetas con guaruras en las que se transportaba el ex director de Turismo, Agustín de la Cruz, un funcionario de “medio pelo” pero con aires de marqués. Ya no recuerdan cómo Ricardo Fitz Mendoza, ex secretario de SERNAPAM, pasó de ser un muchacho humilde que viajaba en combi desde Cunduacán, a tener un departamento de lujo en Laguna Park. O bien cómo el ex secretario de Comunicaciones y Transporte (SCT) y hoy flamante coordinador de la bancada del PRD, Agustín Silva Vidal, pasó de tener un pochimóvil a convertirse en un flamante empresario con ranchos y propiedades.

La publicación del diario Reforma, simplemente fue magnificada por aquellos que están a la caza de temas mediáticos para salir del ostracismo en el que se encuentran, de esos muertos políticos que tuvieron su oportunidad de hacer mucho por este estado y sin embargo prefirieron degustar vinos caros, viajes y comprar departamentos y casas, si no basta con revisar quiénes son los nuevos ricos que viven en el Country o Altozano.

Es obvio también que los ciudadanos esperaban salarios más bajos, quizá en algunos casos está justificado pero en otros, simplemente deberían hacer modificaciones. También es cierto que sí hubo reducción al gasto operativo del gobierno, por ejemplo, atrás quedaron las rentas de camionetas de lujo, aviones y helicópteros, quizá lo que sí ha hecho falta es una mayor difusión del destino de estos ahorros, una mayor claridad por parte del secretario de Finanzas, pero a la vista está, la eliminación de gastos suntuosos que hasta el mes de diciembre se tenía.

¿Y sí vieron quiénes fueron los primeros que rebuznaron?, quienes han vivido por años del presupuesto, uno de ellos, Nicolás Bellizia.  

 



Columnas anteriores

visitas