PLUMA DE GRUPO CANTÓN

Todos somos México


Porfirio Muñoz Ledo

Lecturas: 371

Durante años he madurado un proyecto de reforma constitucional sobre la política exterior del Estado Mexicano. Sostengo que en tiempos de globalización que han diversificado exponencialmente las relaciones internacionales todos estamos implicados en ellas. Como embajador solía inducir a los agentes diplomáticos y consulares, tanto como a los funcionarios, hombres de negocios y compatriotas varios, a coordinar sus acciones a favor del país. Les recordaba además que la conducta que guardasen en el exterior podría ser tal vez el único referente que los extranjeros tuvieran de nosotros. En una palabra: Todos somos México.

El Presidente López Obrador afirma que "la mejor política exterior es la interior". Alude al respaldo que nuestra acción en el extranjero debe tener en la fortaleza nacional.

Ser creíbles por nuestra congruencia –no luz de la calle y obscuridad de la casa-. Sólo es factible irradiar aquello que se posee, lo contrario es patrioterismo de escaparate. Expresión con que me referí a la exaltación de las Olimpiadas de 1968 para desvanecer la masacre de Tlatelolco.

Pienso que esta visión multidimensional debiera consagrarse en un capítulo de la Constitución que sustituyera al inocuo artículo 89. Este faculta exclusivamente al Ejecutivo Federal para establecer compromisos en el exterior. Lo que es obviamente valido para la suscripción de tratados y convenciones, y para las relaciones con sus homólogos que comprometen a la nación en su conjunto.

Desconoce sin embargo los vínculos entre gobiernos regionales y locales con sus pares de otros países, por ejemplo las uniones interparlamentarias, las organizaciones de ciudades o las redes ambientalistas -actores indispensables en el combate al cambio climático-. Por añadidura el artículo antes citado reproduce con ligeros cambios los principios y propósitos enumerados en la Carta de las Naciones Unidas, casi como un plagio vernáculo y sin jerarquización alguna, cuando la mejor tradición diplomática mexicana –Isidro Fabela, Luis Padilla Nervo, Alfonso García Robles y Jorge Castañeda padrecolocaron por delante la autodeterminación de los pueblos.



visitas