LÍNEA ECONÓMICA

¿Qué merecen?


Javier Lagunas

Lecturas: 456

Recientemente se registró la volcadura de un camión que transportaba cerdos. Inmediata­mente después de este hecho, que ocurrió en el estado México, grupos de pobladores y auto­movilistas procedieron al robo de los animales tanto vivos como los que murieron por el mis­mo accidente.

Las imágenes fotográficas y videos difundi­dos en diversos medios, muestran a personas, en el caso de quienes circulaban en sus vehí­culos por el rumbo, que NO se detuvieron por hambre sino por ladrones, sencillamente por­que tuvieron oportunidad de robar y lo hicie­ron. Del mismo modo se advierten habitantes del lugar acudiendo a despojar de su desperdi­gada carga al camión accidentado e igualmen­te NO por hambre, sólo por robarse algo, por hacerse de algo sin esfuerzo ni trabajo, apro­piándose del fruto del trabajo o la actividad mercantil de otros. Al atestiguar estas con­ductos se impone preguntar si ese tipo de gen­te merece consideraciones de cualquier tipo, es decir, quizá sean beneficiarios de los progra­mas sociales del Gobierno Federal y a pesar de ello insisten en conductas ilícitas. ¿Acaso con ese comportamiento no dan la razón a quienes dicen que sólo con la fuerza se les puede gober­nar a muchos que NO entienden de razones ni atienden el llamado de las autoridades al orden y al respeto?

SERNAPAM

El Órgano Superior de Fiscalización de Ta­basco (OSFE) detectó un probable daño patri­monial por 143 millones de pesos tanto de la Sedafop como de la Sernapam durante el go­bierno estatal pasado. Destaca el “cochinero” cometido por el ex secretario de esta última de­pendencia, Ricardo Fitz Mendoza. Lo menos que se espera del organismo fiscalizador es que llegue al final, presente denuncias penales y los responsables paren en la cárcel.

También se espera auditar de manera ex­traordinaria o especial cuentas de la Quinta Grijalva, DIF, Salud y Educación donde existen razonables y fundadas sospechas de un des­aseado manejo presupuestal por decirlo ama­blemente durante el sexenio de ANJ. No se trata de presentar chivos expiatorios sino evi­dencias y ahí, tanto es OSFE como los diputa­dos se la deben a Tabasco; que reprueben las cuentas que deban reprobarse.

 



Columnas anteriores

visitas