ANALISTA

Nuevas inversiones


MBA. Ramsés Pech

Lecturas: 262

México debe entender el idioma de las nuevas inversiones en su territorio, así co­mo el que hablan los países para tener ac­ceso al dinero, dice Ramses Pech.

El mundo ha entrado en una guerra mundial financiero-energética, dando a lugar a una contracción económica mun­dial con riesgos de corto plazo.

Hoy hay una Torre de Babel de enten­dimiento hacia donde debe ir el mundo para mantener una armonía del dinero y satisfacer la demanda de un mercado de necesidades de corto plazo creado por la humanidad que cada día exige acceso a tecnología y energía. Tenemos nuestra “Balbál” mundial en donde cada país podrá tener un crecimiento económico y es­tabilidad al poder descifrar en qué idioma se está hablando en la guerra que actual­mente ha iniciado.

Aquel que pueda comprender el len­guaje que los países o regiones están dia­logando para tener acceso al dinero, y permita invertir en proyectos estratégi­cos dentro de ellos, podrá tener una ven­taja competitiva de largo plazo dando a lugar a una estabilidad económica, finan­ciera y energética para tener en forma in­finita un crecimiento estable.

La Torre de Babel mundial económica y energética, en moviente; México al pa­recer no está entendiendo en qué idioma se está hablando, al creer que con recur­sos propios puede tener crecimiento eco­nómico.

Hoy el flujo de efectivo adicional de in­gresos al país como flujo directo de corto plazo estrella son las remesas, indicando al mundo que dependemos de la migra­ción y que la gente que vive fuera continúe viviendo fuera de México para mantenga el flujo de efectivo circulante.

Además existe una confusión de en­tendimiento sobre la inversión extranje­ra, la cual mantiene una economía estable en un primer plano, y después incrementa el dinero de largo plazo al apostar al cre­cimiento de infraestructura, negocios y ahora a la energía.

 



Columnas anteriores

visitas