LOS DARDOS DE BRACHO

Dardo Morenista


Carlos Bracho

Lecturas: 548

Las actitudes camerales de MORENA no son las más democráticas ni las más dignas de un México nuevo. No, no lo son de ninguna manera. Analiza­dos a fondo los comportamientos de diputados y senadores de ese partido, constituyen más bien un regreso al pasado al que tanto crítica –con sobra­da razón- el presidente de la república. Yo, aquí, en anteriores Dardos, había escrito que el peor ene­migo de López Obrador eran los políticos que tienen curules y asientos en los estados de la re­pública. Y apuntalando todo este drama, podrán ustedes, lectoras insumisas y lectores juaristas, recordar que en días pasados, ante las peleas de di­chos políticos, AMLO, expresó que si no corregían el rumbo, él podría renunciar a ese partido políti­co. Y si ustedes leen las noticias que se han gene­rado acerca de los cambios en las directivas de las Cámaras legislativas, siguen los morenistas, en­tre ellos Porfirio Muñoz Ledo, ex priísta, ex pe­rredista, dando qué hablar sobre su conducta no ética, no a la altura de lo que el país necesita para acabar con la corrupción y para enterrar brotes del neoliberalismo.

También varios intelectuales y filósofos (Dus­sel) y comentaristas y yo aquí en nuestro Tabasco Hoy, habíamos comentado que la clase política del susodicho partido necesitaba, con urgencia, reci­bir clases de Política, porque, vista su actuación, demostraban no tener ningún conocimiento de la filosofía del señor Marx, a la que todo aspirante a diputado o a senador situado en el lado izquierdo de la política nacional, debería conocer, a fondo, esos principios. Y tan no tienen ese acercamien­to que, como lo estamos comprobando, viendo, es­cuchando, en la radio, en la TV, actúan, en general como lo hacían los criticados priístas del pasado. Así qué las preguntas obligadas serían:

¿Tengo razón en hacer esta crítica a esos malos elementos? ¿Estoy en lo correcto al señalar que con su actuación, provocan un distanciamiento entre la población y el presidente?

¿Ustedes, lectoras y lectores acuciosos, obser­van que lo que en las “mañaneras” el presidente traza son rumbos correctos y los morenistas, al no trabajar en ese sentido, quedan como componen­tes no de segunda, de tercera, de un equipo que de­bería ser de primera? ¿No creen ustedes, amigas liberales, que en general, y recalcando, que por su actitud, varios diputados y senadores piensan, ac­túan, como unos perfectos neoliberales? Y como un neoliberal rotundo, lo dijo: “Ni los veo ni los oi­go”, parece que los políticos que nos rigen, hacen lo mismo. ¿No?

 



visitas