EL COMEJÉN…T

AMLO: Sin derecho a fallar


Óscar Ariel Escalante Zapata

Lecturas: 762

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rindió su primer informe de gobierno, que en realidad fue el tercero, tal como lo indicó la mampara oficial, al tomar en cuenta los mensajes de cien días de gobierno y el del primer año de triunfo electoral.
 
Para los ex presidentes, entre ellos Enrique Peña, sería el primero, no, menos, como el quinto; Vicente Fox, entre el prozac y la mota, ya no se acuerda y para Felipe Calderón, sería el primero, pero como el primero no es ninguno, el segundo es la mitad del primero, el tercero es el primero, y como el primero no es ninguno, continuó con sus caballitos viendo el informe.
 
Para quienes tuvieron el honor de estar en el patio de honor del Palacio Nacional, fue como un resumen de casi 200 ‘mañaneras’, cuyo libro presentó más tarde la secretaria de gobernación, Olga Sánchez, cual Cordero religioso en San Lázaro.
 
Durante ‘la madre de las mañaneras’ resaltó su programas, entre ellos ‘Sembrado vida’ (al Fox le hubiera gustado que se llamara ‘Sembrando Mariguana’), en el que se han plantado un melón de árboles, con apoyo a un melón 500 mil ejidatarios.
 
Presumió también los logros en ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’, el combate al huachicoleo casi ‘al cien’, la austeridad republicana con la que ha logrado grandes ahorros, el combate a la corrupción, la anulación de la pensión a ex presidentes, la venta del avión presidencial, la cancelación del NAIM y muchos datos más.
 
Reconoció como su principal desafío a la inseguridad y que se ‘cansa ganso’ de que la va a apaciguar, por ello desplegó casi 60 mil elementos de la Guardia Nacional y la meta es llegar a 140 mil.
 
Ojalá que también reconozca al desabasto de medicinas, sobre todo contra el cáncer, como su segundo desafío, y como los marcianitos de ‘Toy Story’ le estaremos muy agradecidos.
 
Primera vez que un mandatario atacó a la oposición inerme durante su informe y recalcó que los mexicanos estamos contentos, solo le faltó cantarnos: ‘que seas feliz, feliz, feliz…’
 
Finalmente se dijo ‘sin derecho a fallar’, o sea, que no habrá ‘Falla de San Andrés’ como en Estados Unidos, donde si les puede fallar ‘el pelos de elote’.

 



Columnas anteriores

visitas