ANALISTA

Energía, nuevo mercado de inversión


MBA. Ramsés Pech

Lecturas: 356

El concepto técnico y operativo del dinero podrá tenerse sólo de dos fuentes para proyectos dentro de un país: Inversión Pública: Ligada a un presupuesto que proviene de un ingreso que la administración de una nación determina. La mayoría de las veces no está ligada a un retorno de la inversión, y está bajo un perfil de un beneficio social de control financiero. Dando lugar a tener un mercado controlado que esté de acuerdo al poder adquisitivo de la sociedad, y destinando dinero en aportaciones denominados subsidios; cuyo objeto es mantener un mercado controlado sin crecimiento.

Inversión Privada: Basada en el análisis de un mercado de una nación o región, dependerá del monto a invertir de acuerdo a las condiciones política, financieras, sociales, y ahora en el sigo XXI de las percepción que tenga de acuerdo a indicadores financieros, certificaciones o calificaciones. Requiere tener un retorno de la inversión en un período de tiempo determinado.

Definiciones anteriores, mucho de los proyectos energéticos en ambos casos requieren de la colocación de deuda en bancos o en instituciones financieras en forma de abonos, préstamos o créditos entre otras, pero antes de poder tener acceso al capital para el apalancamiento respectivo deberá pasar cada proyecto una inspección financiera/técnica que integre, el cómo y cuándo tendrán el retorno de la inversión y las ganancias posibles a tener en función del volumen de ventas. Esperando visualizar cuál es su capacidad financiera y credibilidad del cómo ha pagado los anteriores proyectos.

El dinero cuesta y no es gratis, buenas acciones no significan acceso al dinero en el mundo, dependerán de las buenas decisiones del negocio o empresa que tengas para llevar al cabo un mantenimiento del mercado local o mundial. Ésto aplica también a naciones a donde el dinero no reconoce ideología, sólo aporta crecimiento donde exista una congruencia alineada al mundo, puedes ser diferente pero no puedes ser ajeno a las condiciones geopolíticas de un mercado cada día más reducido en el mundo.

El dinero invertido en un país es y debe ser utilizado para crear fuentes de crecimiento de la sociedad por medio de la adaptación del conocimiento e influir en las innovaciones tecnológicas. Entregar aportaciones sí, siempre y cuando representen un retorno del dinero para la nación con base al crecimiento en conocimiento y habilidades para competir en el mundo.



Columnas anteriores

visitas