ANALISTA

La maldición de la Inseguridad


Óscar Gómez Cruz

Lecturas: 680

Dar seguridad a una sociedad es algo tremendamente complejo.

No es sólo un asunto de policías, patrullas, armas, balas, chalecos blindados y centros de coordinación, control de información o capacitación de policías.

Es mucho más complejo. El todo es más que la suma de las partes, y en temas de seguridad pública se debe estar consciente de que los malos no son tontos, cuentan con recursos y en la mayoría de los casos, tienen el elemento sorpresa a su favor.

Si a eso sumamos que en sistemas como el mexicano, la corrupción e inseguridad son algo real, entonces la pregunta que todos nos hacemos es: ¿el crimen organizado y la delincuencia común son invencibles?

Se requieren personas mejor pagadas, más calificadas, con seguridad de que sus familias estarán bien en caso de que algo les suceda, con seguros médicos para poder ser atendidos en caso de requerirlo, con créditos especiales para vivienda, auto, y becas para que sus hijos estudien.

Ésto mejora sus condiciones de vida y minimiza las posibilidades de caer en la tentación de trabajar para el bando de los malos mientras usan una placa.

Pero eso sólo es un inicio. El sistema está roto, descompuesto. Porque hemos construido condiciones en las que romper la ley es fácil y barato. Y cuando entra el factor corrupción, se es posible evadir a la justicia a un precio determinado. No podemos pensar que el enorme problema que vivimos en México es sólo un tema de policías y ladrones y que el que tengas más balas gana.

Son muchas cosas que tienen que articularse: el marco legal, las capacidades de los policías, la tecnología, equipamiento como armas, patrullas, cámaras, equipo táctico.

Pero si hay elementos corruptos dentro de un C4 o C5, nada de lo invertido será de utilidad. Con que una sola manzana este podrida los miles de millones invertidos se van a la basura.

Nuevamente: tenemos que formar a una nueva generación que entienda que la corrupción no favorece a nadie aunque en el corto plazo de un espejismo de ser un mecanismo de ganar-ganar.

 



Columnas anteriores

visitas