CASCARA AMARGA

Los libros


Laureano Naranjo Cobian

Lecturas: 389

Los libros son la cereza del pastel del Renacimiento ( periodo de la historia así bautizado por Vasari y que se inicia en Florencia en el siglo XV) y constituyeron en su momento un profundo cambio de época como ahora lo es la internet (nacida en 1969 con el nombre de arpanet).

Antes de los libros, existieron los pergaminos y también los códices. Ya lo sabemos. No son la solución del mundo pero ayudan a llevar de mejor manera los infortunios de la vida. Como decía María de los Ángeles Félix Güereña "se llora mejor en un Ferrari". Y es verdad, se llora mejor cuando se han leído muchos libros. Ellos nos ayudan a reponernos de olvidos injustificados, de traiciones, de ingratitudes, de dolores. No son la panacea (remedio o solución que sirve para cualquier tipo de problema) pero ayudan a mejor vivir. Por eso una de las principales tareas del estado sería enseñar a los niños a tomarle amor a los libros y a la lectura desde temprana edad. Y no olvidemos que fue Gutemberg (Johannes Gutenberg inventor de la prensa de imprenta con tipos móviles) nacido en el año 1400, quien con su gran talento, inicio la época de los libros.

Actualmente sólo la biblioteca del congreso en Washington cuenta con más de 150 millones de libros. A l principio se pensó que internet desaparecería los libros escritos, pero no. Siguen tan campantes, como que saben lo que valen. ¿Cómo sustituir el placer de tener en nuestras manos un ejemplar del Quijote por ejemplo? ¿De Resurrección de Tolstoi? ¿De Humillados y ofendidos de Dostoievski?¿De Eugenia Grandet de Balzac?. ¿De Rojo y negro de Stendhal? ¿Del barco de la muerte de B. Traven? ¿De En el fuego de España de Andrés Iduarte? Y muchos más. Y qué bueno que ahora en Tabasco, dentro de poco tiempo, será inaugurada la Feria del Libro por parte de la Secretaría de Cultura. Hay que convocar a todo el sureste de México. Será un evento de gran trascendencia para los mexicanos.



Columnas anteriores

visitas