LOS DARDOS DE BRACHO

Dardo al pasado


Carlos Bracho

Lecturas: 378

El país confronta problemas serios, porque la 4T todavía no puede "cuajar" por completo; las bases en las que se fundamenta no tienen la consistencia debida. Existe, en muchos grupos sociales, trabajadores, campesinos, etc., un desconcierto, por decir lo menos, ya que continúan azotándolos los flagelos del pasado. Todavía no hay una consolidación a su satisfacción social y a su certeza jurídica. Y mientras estos males afligen a la nación, mientras siguen afectando la vida diaria los asaltos y crímenes, mientras el país –su gente- pretende elevar la mira para tratar de tener un mundo mejor, los diputados y los senadores morenistas – a los que aquí yo he califcado como los enemigos o saboteadores de las propuestas del Presidente, con su actitud negativa me confrman lo suscrito, están en la pelea callejera por los puestos de poder. México requiere de verdaderos profesionales de la política, necesita de mujeres y de hombres cabales que piensen de verdad, no de palabra, no de discurso, en los valores republicanos, que sepan que si siguen sin actuar con una convicción revolucionaria, lo ganado arrolladoramente en el pasado proceso electoral poco a poco irán perdiendo el cariño popular, poco a poco se irá desdorando el brillo por el que llegaron al poder y tirarán por la borda un capital político inigualable. Yo veo, como muchos miles de mexicanos, que estos individuos llegaron a sus curules, sí, pero llegaron por la rabia, por la ira popular generada por la corrupción y por la cultura del fraude, pero muchos de estos diputados, muchos de estos senadores no tienen en su haber los conocimientos ni las raíces profundas de un conocimiento político basado en los valores de una izquierda social, no, piensan y actúan como auténticos neoliberales, y por eso Enrique Dussel y muchos otros intelectuales dijeron en su momento que si no recibían unas clases de Política, su actuación sería desastrosa para los proyectos lopezobradoristas. Yo suscribo esa petición del flósofo Dussel. Creo que aún es tiempo de corregir el rumbo, aún es tiempo de no actuar como actuaban los priístas de antes; que dejen los pleitos en el olvido y se dediquen en cuerpo y alma a lograr que el país tenga, por fn, un régimen autónomo, republicano y dedicado a salvaguardar los principios originales de la Constitución Política del 17. Si siguen matando a la gallina de los huevos de oro, si no reponen los artículos que los neoliberales le cambiaron a la Carta Magna, todo lo que se haga será una política neoliberal.



visitas